Vigiladores pararán por 72 horas en caso de no tener respuesta por el plus

Luego de que concluyera sin respuestas el paro por 48 horas que realizaron esta semana, los trabajadores nucleados en el Sindicato de Seguridad Privada de la República Argentina volverán a parar el lunes, en caso de que no obtengan respuestas en las próximas horas. Esta vez la medida también afectaría a los clientes de los supermercados y corralones de toda la provincia.

Ayer por la mañana el Sindicato de Seguridad Privada de la República Argentina notificó a la Secretaría de Trabajo en Rawson que se encuentran en estado de alerta y movilización y que en caso de que mañana no tengan respuestas por el reclamo salarial y gremial que realizan desde abril, volverán a realizar una retención de servicios, esta vez por 72 horas.
La decisión fue tomada en una asamblea que se realizó el martes, tras la finalización del paro que iniciaron el lunes por 48 horas y que en Comodoro Rivadavia se visibilizó frente a la sucursal céntrica de supermercados La Anónima, donde se manifestaron con bombos y cánticos.
Esta vez la medida será diferente y afectará el ingreso del personal a las grandes superficies comerciales, como así también a los clientes. De esta forma, en Comodoro Rivadavia se vería afectada la atención –por ejemplo- en La Anónima, Carrefour, Jumbo, Easy e Hipertehuelche, algunas de las firmas que trabajan con las empresas Brújula y Securitas.

NULAS RESPUESTAS Y MAS ADICIONALES

Puntualmente, los vigiladores reclaman la actualización de un plus que actualmente supera los $1.500 y que pretenden llevar a $3.000. También denuncian que no les pagan horas trabajadas, despidos encubiertos y persecución.
Según explicó Walter Montaña, delegado regional del gremio, luego de que se venciera la conciliación obligatoria y se liberara a las partes, no hubo respuestas, "ni por parte de la empresa, ni del cliente, que son los supermercados que abonan el plus adicional como responsables solidarios".
En tal sentido, dijo que "la expectativa es que se solucione; estamos abiertos al canal de diálogo, pero no vamos a claudicar y no nos va a temblar el pulso para hacer alguna acción directa. Creemos que no hay voluntad ni de las empresas ni de los clientes, y en caso de que quieren reducir personal vamos a endurecer las medidas por tiempo indeterminado".
Montaña también cuestionó el modus operandi que utilizan las empresas para mantener la seguridad. “Vimos que en toda la provincia se afectó personal policial que tendría que estar custodiando las calles. Estaban afectados a la custodia de los supermercados. Esto es un llamado a la reflexión porque mientras se está en los supermercados, se descuida la seguridad de la ciudad”, cuestionó, confirmando que mañana en un plenario que realizará la CGT Saúl Ubaldini, planteará la situación que atraviesan los vigiladores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico