Villegas, el goleador de las mil ofertas

Mauro Vilegas es uno de los mejores delanteros que tiene la ciudad y hoy está en el club Florentino Ameghino. El Patagónico dialogó con él esta tarde y se refirió al presente de su equipo. Además, contó por qué elige quedarse en Comodoro y decirle "no" a las miles de ofertas que tuvo en el último tiempo.

Florentino Ameghino consiguió un positivo empate en Esquél, el domingo pasado. En un partido en el que se pegó más de lo que se jugó, el equipo de Comodoro pudo volver con la serie igualada. Ahora, tiene la posibilidad de conseguir el pase al próximo cruce este domingo, cuando se vuelva a enfrentar a Belgrano en el Estadio Municipal.

El Patagónico se comunicó esta tarde con el goleador que tiene el "Tricolor", Mauro Villegas. Él se encargó de analizar el último partido como visitante: "a pesar de lo duro que van a ser todos los encuentros estuvimos bastante bien. En el segundo tiempo el partido se estancó en una laguna de la cual no pudimos salir".

"Creo que tenía que haber expulsado a alguno más y caímos en un ritmo que se hizo difícil. Tenemos que corregir cosas para este fin de semana porque tenemos una final de la cual nos estamos preparando, va a ser un partido duro y tenemos que jugar bien para quedarnos con el pase", afirmó el ex delantero de la CAI, Huracán y Tigre.

El equipo de Kilómetro 3 se quedó con el primer puesto en el grupo y Newbery con el segundo. A pesar de esto, Ameghino debió enfrentarse a Belgrano de Esquél, un equipo más formado y preparado que el débil Deportivo Las Heras, rival del "Lobo": "es típico de estos torneos. No hay que poner excusas. Si queremos aspirar a algo más hay que ganarle a todos los equipos que se cruzan. Va a ser duro y cada vez que se achica el embudo será más complicado. Nos preparamos para ganarlo".

NO ESCUCHO Y SIGO

El delantero se formó en la Comisión de Actividades Infantiles y debutó en primera en el año 2003. Luego de jugar cinco años- convirtiéndose en el goleador histórico del club- emigró a Buenos Aires y vistió la camiseta de Tigre (12 PJ) durante todo el 2008. Al año siguiente, volvió a la CAI pero solo por una temporada, ya que Chacarita necesitaría de sus servicios. En ese equipo, estuvo un corto periodo y con pocos partidos jugados.

En 2011 firmó contrato con Huracán de Parque Patricios, pero también sería un fugaz paso de una temporada. Ahí decidió volver a Comodoro Rivadavia para ponerse una vez más la del "Azurro" por dos años consecutivos y, desde ese momento, no se fue nunca más de la ciudad.

Mauro tuvo varias ofertas tentadoras en lo económico, pero mucho más en lo deportivo. La más actual, fue la de Brown de Madryn, equipo que se encuentra jugando Nacional B. Ese club, lo llamó, lo tentó y el goleador le dijo que no: "son elecciones personales que a veces los de afuera no las entienden. Yo agradezco las ofertas porque tomo esto como un laburo, pero yo priorizo en instalarme acá, no mover a mis chicos y no al dinero. No me arrepiento de las decisiones que tomé".

Villegas tiene condiciones futbolísticas diferentes al resto. Ya con sólo verlo "arrancar" con espacios, se puede observar la diferencia física y deportiva con cualquier otro jugador. Por este motivo, los clubes de Federal A y Nacional B, lo siguen llamando: "me tentaba mucho jugar Nacional B y además estaba a cuatro horas de Comodoro. Pero cuando lo pensé bien, me la iba a pasar entrenando y jugando todos los fines de semana. Era lo mismo que estar en otro lugar y no iba a poder ver a mi familia. La verdad estoy tranquilo con mi elección. Yo me adapto a la categoría y no sufro las decisiones".

Por otro lado, resaltó la importancia del actual entrenador de Ameghino, Orlando "Pocho" Portalau, para que él tomara la decisión de formar parte de este equipo: "me sedujo mucho la profesionalidad del ´Pocho´. En todo aspecto. Sobre todo como maneja un grupo. Le da una cuota de prestigio a un torneo casi amateur. Desde que estamos con él trabajamos como si fuéramos profesionales. Nos acercó hasta psicólogos. Estamos muy contentos con él y el club también".

El "Mono", como le dicen sus compañeros, jugó en la máxima categoría del fútbol de nuestro país. Pasó por Nacional B, Argentino A y hoy se encuentra jugando un Federal C: "el cambio de categoría es duro al principio, pero es una motivación extra. Mis compañeros entrenan a la par de uno y es para sacarse el sombrero porque todos tienen su laburo. Somos once en la cancha y estoy muy contento por cada uno de ellos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico