Vivas y un buen balance en su primer año como DT de Estudiantes

Nelson David Vivas cumplió en diciembre un año como director técnico de Estudiantes de La Plata, es uno de los pocos que se mantuvo en el cargo y que comenzará el 2017 en el mismo lugar en el que inició el 2016 y, a pesar de la última imagen que dejó el equipo, el balance es positivo con un rendimiento que alcanzó en los 36 partidos jugados el 66,66 por ciento de eficacia.

En la columna positiva hay que anotar que logró clasificarse para la Copa Libertadores de América, siempre se mantuvo entre los primeros cinco en los campeonatos locales y afianzó un promedio que está entre los mejores, fue líder del presente torneo en las primeras 12 fechas, ganó un clásico y empató los dos restantes en calidad de visitante.
Dentro de los resultados que están en la columna del debe hay que puntualizar la eliminación en primera fase de la Copa Sudamericana, dónde en el juego fue superior a Belgrano de Córdoba, pero no lo pudo plasmar en la red y tampoco pudo avanzar a instancias decisivas de la Copa Argentina, certamen en el que fue eliminado por Unión de Santa Fe por la vía de los tiros desde el penal.
Entre los aciertos del entrenador del Pincha hay que mencionar que hizo debutar a diez futbolistas, de los cuales Santiago Ascacibar fue la gran aparición y jugó 33 partidos, mientras que el tucumano Lucas Diarte estuvo en 20 partidos, y otros que tuvieron una menor participación, pero que mostraron buenas aptitudes como el arquero Daniel Sappa, el delantero Facundo Quintana y el mediocampista Iván Gómez.
Al tiempo que consolidó a otro juvenil como Lucas Rodríguez.
En el rubro refuerzos también fue positivo lo que logró Vivas, ya que un alto porcentaje rindió de buena manera y se transformaron en jugadores claves para el equipo como Mariano Andújar, Facundo Sánchez, Augusto Solari, Lucas Viatri, Leandro González Pirez y Juan Cavallaro; mientras que en el segundo semestre llegaron y mantienen el crédito abierto Ignacio Bailone, Javier Toledo y Jeisson Vargas.
De local tuvo un rendimiento alto con el 75 por ciento de eficacia, al ganar 11 de los 16 partidos que jugó en esa condición y, de visitante, su rendimiento alcanzó el 54 por ciento, con siete triunfos y cinco empates en 16 presentaciones.
El gran desafío de Vivas para lo que viene será desde lo deportivo mantener las expectativas en el campeonato local, hacer una buena Libertadores e insertar al presidente Juan Sebastián Verón en su vuelta al fútbol dentro de un equipo que siempre se mostró competitivo.


Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico