Volcó un camión y automovilistas se llevaron comestibles que transportaba

A las 5:40 de ayer un camión de Transportes Santa María S.R.L, que viajaba de Buenos Aires a Puerto Deseado, volcó sobre la ruta Nacional 3 frente al puesto de control de tránsito que se encuentra a metros de la rotonda que conecta con Ruta 26. Su conductor, Walter Sanz, salió ileso, y la policía resguardó los alimentos que transportaba hasta el mediodía, cuando la empresa cargó en otros camiones los comestibles para abastecer barcos. Una vez que se liberó el lugar, algunos automovilistas aprovecharon para llevarse paquetes de yerba, frascos de miel y botellas de agua mineral que continuaban esparcidas en el sector.

El camión que viajaba ayer de norte a sur por ruta Nacional 3 y que volcó a las 5:40, a metros de la rotonda que conecta con la ruta Nacional 26 -frente al puesto de control de tránsito-, transportaba agua mineral, miel y yerba, entre otros productos con que se abastece a barcos pesqueros.
Su conductor Walter Sanz, oriundo de Los Polvorines, provincia de Buenos Aires, llevaba la mercadería en un Scania G410 -dominio MDT 934- con semirremolque -patente MAX 593- que debía llegar a Puerto Deseado, tras haber partido de Buenos Aires.
Por razones que se tratan de establecer, el conductor perdió el control del camión y terminó volcado en la mano contraria de la autovía Comodoro-Rada Tilly. En su trayecto la unidad chocó un poste de alumbrado público.
Por fortuna no hubo que lamentar heridos en un sector que se caracteriza por el flujo de tránsito entre la villa balnearia y Comodoro, y que desde abril no cuenta con muro new jersey, a raíz de los daños que ocasionó el temporal con la crecida del arroyo "La Mata".

SE LLEVARON
HASTA EL AGUA
La policía de Rada Tilly y agentes de Tránsito trabajaron en el lugar y los efectivos bajo consigna policial resguardaron la mercadería hasta el mediodía.
A esa hora, integrantes de la empresa de Transportes Santa María decidieron levantar la consigna ya que habían rescatado gran parte de la mercadería para que sea trasladada en otros camiones a su destino.
Lo que quedó en el lugar fue aprovechado por automovilistas que pasaban por el sector, quienes al ver que ya no había policía y el camión había sido corrido, levantaron los comestibles.
Así se llevaron miel, yerba y hasta agua mineral que estaba destinada a proveer a pescadores de los barcos pesqueros que navegan en las costas marítimas de Santa Cruz.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico