"Volver a Tandil es mucho más que una medalla", confesó Del Potro

El ganador de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos fue recibido como un verdadero héroe en su tierra natal. "Pensaba mucho en la familia, en los amigos, en esa gente que estuvo al lado mío durante el tiempo que estuve lesionado y me empujó a no bajar los brazos, que fueron fundamentales para que pudiera estar de nuevo con ustedes con un logro para mí, para la ciudad y para el tenis", reconoció.

El tenista Juan Martín Del Potro, que fue recibido ayer a la tarde por una multitud en su ciudad natal, tras regresar de Río de Janeiro con la presea de plata en el single, luego de la derrota el domingo pasado en la final ante el británico Andy Murray, sostuvo que "volver a Tandil es mucho más que una medalla".
Del Potro fue agasajado por el intendente Miguel Angel Lunghi en el palacio municipal, en el centro de la ciudad serrana, y en el balcón de la intendencia fue colocada una bandera con el rostro del tenista y una leyenda que decía "Pasión, valor y coraje".
Desde allí el tenista exhibió la medalla, saludó a los asistentes y dijo que le costaba "entender lo que se consiguió. Vivir esto que me toca es una de las cosas más lindas de un deportista".
Del Potro destacó el hecho de "tener la bandera argentina lo más alto posible" y le tocó hacerlo en Río, para mostrarla "en la ciudad más linda del mundo que es Tandil".
El tandilense señaló que durante el torneo "pensaba mucho en la familia. En los amigos, en esa gente que estuvo al lado mío durante el tiempo que estuve lesionado y me empujó a no bajar los brazos, que fueron fundamentales para que pudiera estar de nuevo con ustedes con un logro para mí, para la ciudad y para el tenis".
Del Potro resaltó que "volver a Tandil es mucho más que la medalla", señaló que fue "un orgullo representar al país" y expresó que "la forma de agradecer era adentro de la cancha y la medalla la ganamos entre todos".
"La ciudad es de oro, ustedes son de oro", concluyó el tandilense ante unas 10.000 personas.
Del Potro obtuvo su segunda medalla olímpica en los Juegos de Río, tras la presea de bronce conquistada en Londres 2012 luego de una victoria sobre el serbio Novak Djokovic.
En setiembre de 2009 el ex número 4 del mundo y número 6 en aquel entonces había sido recibido en Tandil por unas 40.000 personas, luego de conquistar el US Open al vencer en cinco sets al suizo Roger Federer.
Por otra parte, el club Independiente de Tandil, donde Del Potro se inició tenísticamente, levantaría una estatua en homenaje al "hijo pródigo" de la institución, en la esquina de la sede, en calles Richieri y Avellaneda.
Sobre un paredón de esta última arteria, se pintó en 2012 un mural que resaltó la medalla de bronce conseguida en Londres.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico