Vuelve la fiesta murguera a la calle San Martín

El primer día de carnaval estuvo a punto de naufragar por la fuerte lluvia que cayó sobre la ciudad entre las 14 y las 15, pero de a poco, con la persistencia que tienen quienes profesan las virtudes de la alegría, el cielo comenzó a abrirse. Los densos y negros nubarrones, movidos por el viento, muchas veces molesto pero ayer amigo de la cultura popular, no solo se disiparon sino que se olvidaron por completo.

En ese marco, bajo un cielo limpio, celeste y blanco, las murgas comenzaron a precalentar desde las 15 en España y San Martín, para iniciar su desfile a partir de las 16:30, cuando el centro ya explotaba de familias que ganaron y se empoderaron de la calle más céntrica y representativa de la ciudad, para celebrar allí al rey momo.

Inclusion.mp4

Las murgas recorrieron las calles que separan España y 9 de Julio, donde estaba el palco, con el acompañamiento de la gente que, pese a la prohibición, se volcó a celebrar la fiesta con espuma en la mano, esa que, también al margen de las recomendaciones, muchas veces cayó sobre los trajes de los murgueros, que no solo son costosos por el precio sino y sobre todo por el trabajo y el cariño que cada uno de ellos realiza durante todo el año para lucirlos orgullosos y felices cada febrero.

"LA FIESTA POPULAR NO SE MUEVE DE LA SAN MARTIN"

Frente al palco, donde estuvo durante toda la jornada el intendente Carlos Linares y gran parte de su gabinete, las comparsas tuvieron sus 10 minutos de presentación. La mayoría apostó al ritmo contagioso, pero hubo algunas, fiel a la historia de esta fiesta, que adosaron al pegadizo batido del parche y redoblante, letras de profundo contenido social. Así se reclamó por la falta de agua, salud y otras necesidades tan populares como el Carnaval.

"Sabemos lo que nos falta como ciudad y estamos trabajando para eso. Estos reclamos, que se hacen de esta manera, no solo no nos ofenden sino que nos retemplan el ánimo para seguir las gestiones para tener lo que los comodorenses necesitamos y nos falta de hace tiempo", expresó el jefe comunal cuando, en un alto del desfile, dialogó con el periodismo.

En ese breve contacto con los medios, Linares dijo que lo de ayer y hoy "es el preanuncio" de los festejos "que tendremos para el aniversario de la ciudad" y también, sin entrar en polémicas, aseguró que el planteo efectuado por la Cámara de Comercio, para que el carnaval se mude del centro, no tendrá eco mientras sea intendente de la ciudad.

"Es la gente la que se apoderó de la San Martín y del centro. Nosotros estamos brindando toda la seguridad posible y por eso decimos que esto no solo no tiene nada de malo, sino que representa la alegría genuina del pueblo. Mientras yo sea intendente, el carnaval se va a hacer en este lugar", sentenció.

EN DEFENSA DE LA ALEGRIA

La mayoría de las murgas demostró en su desfile el trabajo realizado durante todo el año, algunos trabajaron más las letras que otros, que decididamente apostaron al ritmo contagioso del carnaval y del baile donde, junto con el mensaje popular, se hicieron fuertes las comparsas de cada uno de los rincones de Comodoro.

En el carnaval, como se sostiene en la frase de cabecera de todos los murgueros, "no se compite sino que se comparte", no hay diferencias y, por suerte, no importan nada los colores de piel, ni de ojos, ni las estaturas y mucho menos los tamaños de los cuerpos. Lo único que importa es celebrar y como dijo el poeta "defender la alegría".

"Luces de las almas que se encienden al anochecer. Cantan ríen, bailan y se enseñan lo que hay que saber. El reloj jamás olvida al tiempo, y aquel texto de ocasión, manipula la razón. Rondan de fantasmas, porque hay uno que ellos suelen ver, en las ocasiones en que sueñan con poder creer. Y ese corso loco de febrero, tarda un año en regresar. Pero pronto llegará", cantó "La batucada comodorense", recreando la letra de "Los inconscientes de Almagro, que trajeron a la San Martín para celebrar sus primeros 20 años de vida.

"Y otra vez estamos en carnaval, carnaval. Una vez más. No sabes cuánto te ansiaba carnaval. Luz que nuevamente brillará", agregaron desde el escenario los cantantes de la batucada que, antes de la presentación, pidieron por el fin de la represión, la libertad de Milagro Sala, celebraron por el feriado de carnaval y aseguraron que las políticas neoliberales no podrán contra la alegría.

Hoy, como ayer, desde las 16:30 a las 21, por la San Martín, desde España a 9 de julio, desfilarán las 26 murgas que, desde cada uno de los rincones, son mensajeros de la alegría del carnaval, a saber: Los Murgueros del Rincón (San Cayetano), Los Amigos del Sur (Máximo Abásolo), Pasión Callejera (San Cayetano), Comodoro Fashion (La Floresta), Amistad (Máximo Abásolo), Impacto Murguero (Gobernador Fontana), La Murga Costera (Caleta Córdova), Ritmo y Pasión Murguera (Quirno Costa), Los Malcriados a Palazzo´s (Próspero Palazzo), Angeles Piratas (Laprida), Poesía Murguera (Isidro Quiroga), La Nueva Sensación (Próspero Palazzo), Soles y Lunas (Pietrobelli), Milenio (Máximo Abásolo), Sueño Murguero (Próspero Palazzo), Asociación Boliviana Tinkunaku (Ceferino), Batucada Comodorense (Ceferino), Simpáticos Caraduras (Próspero Palazzo), Leyenda Murguera (Próspero Palazzo), Samba Show (La Floresta), Caprichosos del Carnaval (Abel Amaya), Paraíso Murguero (San Cayetano), Los Renegados de Kilómetro 3 (General Mosconi), Dragones Murgueros (Laprida), Lunáticos Murgueros (Stella Maris), y Colectividad Peruana Inti Raymi.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico