Vuelven a faltar los bonos para jubilados

Luego de que el Gobierno provincial entregara 10.000 bonos, ayer hubo integrantes del Centro de Jubilados del Petróleo y Gas Privado que se tuvieron que volver a sus casas con las manos vacías.

Con lágrimas en los ojos, el rostro acalorado y la esperanza doblegada, Bety Villar contó ayer a El Patagónico la situación que le toca vivir como jubilada cada vez que intenta acceder a un bono gratuito para poder usar el transporte público y realizar sus trámites o atenderse en el hospital.
Ayer por la mañana, ella hacía fila sobre la calle San Martín, en el Centro de Jubilados del Petróleo y Gas Privado de Chubut, esperando poder alcanzar los 20 bonos por persona que se pudieron entregar luego de que el intendente Carlos Linares gestionara ante la Subsecretaria de Transporte provincial la emisión para esa entidad.
Con la voz entrecortada contó sus penurias, pidiendo disculpas como si correspondiera. Exhibió entonces los dos turnos que hoy esperaba poder cumplir: uno en el banco y otro en el Hospital.
Lo cierto es que a esa hora ya había pocas posibilidades de que Betty alcanzará algún bono, al igual que otras decenas de jubilados que esperaban bajo el agobiante calor de la mañana. Es que el Gobierno provincial solo entregó 10.000, cuando se esperaban tener 20.000 y cerca del mediodía ya no quedaba ni uno.
Así, ayer muchos jubilados no alcanzaron a acceder a sus bonos, mientras otros tuvieron diferente suerte, como Manuel Mansilla, quien tuvo que hacer la gran fila que se extendió hasta la calle Alem; o como Gladys Alarcón, que vino desde Alvear y Aristóbulo del Valle y que debe utilizar seis bonos cada vez que va al Hospital Alvear.
"Los utilizo para ir al médico. Si vas en la 5 directo, tenés que ir del centro hasta el Kilómetro 3 y ahí tomar el rondín. Son seis bonos y yo no uso remis; es caro. La verdad es que es una vergüenza esto que pasa, pero si nos dan cierta cantidad tenemos que adaptarnos a cierta cantidad”, señaló con resignación, acompañada por Cristina, quien sugirió como alternativa que se dejen de utilizar bonos y solo se presente la credencial ante el chofer.
Con este panorama, se espera que hoy vuelva a ser una jornada sin bonos en este centro, donde quienes forjaron esta ciudad hoy tienen esta lucha desigual que avergüenza a Mario Quinteros, su presidente. "Sinceramente me da vergüenza que tengan que hacer cola desde las 8. Hasta ahora les entregamos a 400 personas, pero solo tenemos 10.000 bonos. Nosotros entregamos 5.000 por día y hoy a las 9 ya se habían entregado, solo son 300 personas, y todavía tenemos más de 100 personas”, contó aún esperanzada de que hubiera otra entrega.
Quizás por esa razón continuó las gestiones, sabiendo que el intendente de la ciudad en la asamblea del miércoles había prometido 20.000 bonos gestionados, pero luego Provincia entregó solo 5.000 y recién por la noche -tras nuevos reclamos mediáticos- se enviaron otros 5.000.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico