Willatowski fue imputado por homicidio agravado y pasará tres meses en prisión

Maximiliano Willatowski fue imputado por homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego y a pedido de la Fiscalía la juez natural de la causa le dictó tres meses de prisión preventiva, otorgándose idéntico plazo para culminar la investigación. Hay un testigo de identidad reservada que reconoció de manera directa al imputado. Mientras, su defensor aseguró que probará que al momento del crimen su pupilo estaba trabajando.

La audiencia de control de detención y apertura de la investigación contra Maximiliano Willatowski se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y fue presidida por la juez penal Mariel Suárez. El Ministerio Público Fiscal fue representado por la fiscal general Camila Banfi y el funcionario Ricardo Carreño, mientras que el imputado recibió la asistencia del abogado particular, Guillermo Iglesias.
En ese marco, la acusadora pública solicitó que se declare legal la detención y se formalice la apertura de investigación en su contra por el asesinato que el sábado 1 de julio tuvo como víctima a Daniel Sebastián Bayón, delito que se calificó como homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.
Al respecto, la fiscal agregó que el crimen ocurrió alrededor de las 5:45 cuando el sospechoso llegó junto a otro individuo, aún no identificado, a bordo de un Chevrolet Corsa hasta un kiosco de Kilómetro 5, donde se bajó Willatowski del asiento del acompañante y tras discutir con Bayón sacó un arma de fuego y efectuó seis disparos contra la víctima, cuatro de los cuales impactaron dos en los miembros inferiores, uno en una mano y el restante en el tórax, constatándose su muerte por shock hipovolémico irreversible.
En cuanto a la medida de coerción, Banfi pidió que cautele el proceso con el dictado de la prisión preventiva. Estimó necesario el plazo de tres meses y el mismo tiempo requirió para culminar la investigación. El pedido se fundó en los elementos de convicción suficientes con los que cuenta la Fiscalía para tener al sospechoso como probable autor del crimen, el cual fue de características graves.
A ello, agregó los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación, en especial por la existencia de un testigo de identidad reservada que reconoció de manera directa al imputado. Este testigo, en breve será incorporado al programa de protección de testigos.
A todo esto, el defensor no cuestionó ni el relato del hecho, ni la calificación y si bien consintió el dictado de la prisión preventiva, lo hizo solo por el término de un mes y no de tres meses como requirió la fiscal. Además, aseguró que su cliente no tuvo relación con el crimen que se le atribuye y adelantó que tiene manera de probar que a la hora del crimen Willatowski estaba "trabajando".
Tras escuchar a las partes la juez natural de la causa, resolvió declarar legal la detención de Willatowski, formalizó la apertura de investigación en su contra por el delito propuesto por la Fiscalía y dictó la prisión preventiva por el término de tres meses, otorgándole el mismo plazo al Ministerio Público Fiscal para culminar la investigación preparatoria.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico