"Willy" Barrales y los hermanos Tascón son tres de los condenados que se van a su casa

El juez Jorge Odorisio hizo lugar al pedido de la Defensa Pública para otorgar la prisión domiciliaria a los internos del pabellón 5 de la alcaidía policial por la falta de gas. Se trata de ocho condenados por robos armados. Otros siete presos alojados en el pabellón 7 seguirán detenidos al instalarse un termotanque eléctrico y caloventores. La Fiscalía se opuso a la medida y exigió que el Estado provincial vele "por la salud y seguridad de los internos".

Desde anoche los condenados Marcos Fabián Barrales, Martín Antonio Duré, Fernando Sebastián Flores, Carlos Enrique Llanos, José David Saldivia, Rodrigo Ezequiel Sosa, Roque Maximiliano Tascón y Fernando Martín Tascón comenzaron a gozar del beneficio del arresto domiciliario, al menos hasta el viernes cuando se concluya la obra de reparación del servicio de gas en la alcaidía de Comodoro Rivadavia.
La audiencia de corrección de habeas corpus se desarrolló ayer en la Oficina Judicial y estuvo presidida por el juez de ejecución penal, Jorge Odorisio. Por parte de la Defensa Pública estuvieron las abogadas Iris Moreira, Lucía Pettinari y María de los Angeles Garro. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal Mónica García.
Además, participaron la directora general de Políticas Penitenciarias de la provincia, Marianela Holm; el representante del área penitenciaria de la Policía del Chubut, comisario Paulo Heredia; el subjefe de la Unidad Regional, comisario Marco Morales; y el jefe de la alcaidía, comisario Carlos Cuyán.

LAS CONDICIONES
En el comienzo las defensoras expusieron la problemática de los lugares de detención, donde "otra vez no se logran condiciones adecuadas y dignas en Comodoro Rivadavia", afirmó Moreira. Agregó que la falta de gas alcanza a la totalidad de los internos, quienes no cuentan con agua caliente y calefacción.
Asimismo, Pettinari sostuvo que no iban a consentir la reubicación de los internos en otros lugares de detención en la ciudad. Planteó el hacinamiento de presos en las comisarías y graficó que por ejemplo seis de ellos que permanecían en la Seccional Sexta fueron reubicados en otras dependencias por problemas cloacales. Esas comisarías ya tienen excedida su capacidad.
Luego, Holm describió las características de las obras en la alcaidía y el lapso para restablecer el suministro de gas. Aseguró que el personal de Camuzzi finalizará las reparaciones el viernes. Detalló que en el pabellón 7 –donde se alojan condenados con penas altas por delitos graves— se colocarán un termotanque y caloventores eléctricos para paliar la situación.
Por otro lado, la funcionaria provincial admitió la "emergencia carcelaria" en todos los lugares de detención de Chubut. En ese contexto, describió que la problemática del gas en la alcaidía local afectó, además de los tres pabellones, la cocina, pasillos, sala de visitas y el buzón de aislamiento.

"PARCHES Y MAS PARCHES"
Las defensoras solicitaron el arresto domiciliario para los internos del pabellón 5, quienes ya cumplen salidas transitorias o laborales y están próximos a completar la última parte de sus respectivas condenas, mientras esperaban para los reos del pabellón 7 que se colocaran entre anoche y hoy los aparatos eléctricos para brindarles agua caliente y calefacción.
El restante pabellón afectado es el 6, donde están alojados detenidos federales, y no se trató su situación debido a que están bajo la órbita federal. Por su parte, la fiscal García arremetió contra el Estado provincial que tiene la responsabilidad de garantizar todas las condiciones necesarias de detención en las unidades carcelarias.
"El Estado debe velar por la seguridad de los internos. La situación se notificó hace una semana y ponen parches y más parches", acusó. Agregó que la funcionaria de penitenciaria acompañó el pedido de la Defensa Pública y la acusadora pública se opuso al arresto domiciliario de los ocho condenados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico