Ya existen 30 casos de dengue confirmados en Buenos Aires

La ministro bonaerense de Salud, Zulma Ortiz, detalló que los casos se presentan en la zona sur del conurbano. Aclaró que los repelentes "son efectivos para prevenir picaduras, pero desde el punto de vista de la salud pública no son otra cosa más que un paliativo, porque lo que debemos hacer es evitar la multiplicación del vector".

La ministra de Salud de la provincia de Buenos Aires, Zulma Ortiz, afirmó que en todo el territorio bonaerense hay treinta casos confirmados de dengue, seis de los cuales son autóctonos, y que se está a la espera de la confirmación de otros dos al tiempo que pidió "compromiso de cada bonaerense para evitar la diseminación del virus".
"La Provincia ya tiene más de treinta casos de dengue confirmados, seis de los cuales son autóctonos, y estamos esperando la confirmación de otros, por lo que podríamos llegar a ocho casos", indicó en declaraciones radiales la ministra.
La funcionaria detalló que los casos se presentan en la zona sur del conurbano, donde se produjo una circulación del virus a partir de la aparición de casos importados.
"Cada uno de nosotros, con responsabilidad y pequeñas acciones en nuestras casas, podemos contribuir a poner un freno a enfermedades como el dengue, la fiebre chikunguña y el zika, que son transmitidas por un tipo de mosquito que tiene presencia en toda la provincia de Buenos Aires", recordó la funcionaria en un comunicado.
"La prevención de esta enfermedad es un tema de Estado y el Estado somos todos", destacó la ministra quien agregó que está en contacto con todos los responsables de salud de la provincia para alertar sobre lo que está sucediendo"
Precisó que la presencia de casos autóctonos en otras provincias implica que "la situación de Argentina puede cambiar como por ejemplo sucedió en los países de Centroamérica".
"La periodicidad con la que van apareciendo estos casos hacen que tengamos que extremar las medidas para que el mosquito no se reproduzca; el repelente es un cuidado para la picadura, es un paliativo, lo que hay que hacer es controlar el vector", sostuvo.
"Todas las personas debemos estar movilizadas y participar en el cuidado de nuestro entorno, mantener los espacios limpios y evitar la dispersión de objetos que puedan acumular agua, que es el sitio propicio para la reproducción de los mosquitos", dijo la ministra.
Ortiz aclaró que los repelentes "son efectivos para prevenir picaduras, pero desde el punto de vista de la salud pública no son otra cosa más que un paliativo, porque lo que debemos hacer es evitar la multiplicación del vector".
La funcionaria recibió ayer a la tarde en su despacho a la representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Argentina, Maureen Birmingham, con quien pasó revista a las acciones dispuestas por el gobierno ante la aparición de casos de dengue en el territorio provincial, entre otros temas de una agenda en común para desarrollar tareas de articulación técnica entre ambas partes.
Al término de la reunión de trabajo, Birmingham consideró "excelente la decisión de la ministra Ortiz de convocar a los secretarios de Salud municipales para así potenciar las acciones de prevención a nivel local, en particular las acciones domiciliarias de descacharrado".
La representante de OPS en el país coincidió con las autoridades sanitarias bonaerenses en el sentido de que "la fumigación es una medida tardía", y enfatizó que "la clave es evitar que el agua se estanque en el ámbito del peridomicilio".
La cartera sanitaria bonaerense advirtió que las intensas lluvias registradas hoy en toda la provincia pueden facilitar la reproducción de los mosquitos, por lo que pidió extremar medidas para evitar el estancamiento del agua.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico