Ya no se probará la "asociación ilícita" por lo que Cuellar accedió a prisión domiciliaria

Tras seis meses de investigación la Fiscalía informó ayer que se eliminará las figuras de organizador y jefe de asociación ilícita en la venta de automotores para César Hernández y Juan Carlos Cuellar Gamboa, de manera respectiva, para finalmente investigarlos en legajos aparte por delitos menores como estafas. El juez Mariano Nicosia resaltó la "modificación notable" y pidió ahora celeridad para acusar ya que la causa "dejó de ser compleja". Hizo lugar a los pedidos del fiscal Martín Cárcamo de mantener la prisión preventiva de "Chatrán" Hernández, le otorgó la prisión domiciliaria a Cuellar Gamboa y quitó la restricción de viajar a esta ciudad al comisario Pulley.

La causa que inicialmente fue caratulada como asociación ilícita en julio del año pasado, ayer comenzó a tener un giro en la figura que le había endilgado a dos de los imputados el Ministerio Público Fiscal.
Es que el fiscal Martín Cárcamo, en la audiencia de revisión de las medidas de coerción, informó a las partes que se correrá de la figura de organizador de la asociación ilícita en el caso de César Hernández tal como se lo había colocado y de jefe de la asociación ilícita para el colombiano Juan Carlos Cuellar Gamboa, y así desmenuzar el legajo en otras investigaciones por delitos de estafas.
De esa manera, el juez Mariano Nicosia que subrogó a la juez natural de la causa Daniela Arcuri -luego que un tribunal rechazara la recusación planteada por el fiscal Cárcamo-, dio lugar parcialmente a los pedidos de la Fiscalía y pidió acelerar las recalificaciones y acusaciones.
Nicosia dictó la prisión domiciliaria para Cuellar Gamboa, atento a la solicitud de la Fiscalía. Es que un informe social realizado por la Defensa Pública da cuenta del reconocimiento de su hijo recién nacido y de esa manera sumó un aspecto relevante para acceder al beneficio de la domiciliaria: el arraigo.
Cárcamo, ante el "deber de objetividad", pidió que cese la prisión preventiva del colombiano luego de considerar disminuido el peligro procesal de fuga. A la vez, modificó el objeto procesal de organizador de la asociación ilícita en la venta de automotores por la de "estafa en tres hechos en concurso real". Sin embargo, a Cuellar Gamboa se lo continúa investigando por facilitación y explotación económica de la prostitución en cinco hechos y falsificación de documento público.
Además, no podrá salir de la vivienda del Stella Maris en el que residirá con otra de las imputadas, Guillermina Ferreira Almada y su bebé.

"CHATRAN" ES EL UNICO DETENIDO
Cárcamo también se apartó de la figura de organizador de la asociación ilícita en la venta de automotores para "Chatrán" Hernández por la de defraudación. Este cambio de figura penal para Hernández cambia considerablemente su situación. Es que la Fiscalía no tiene elementos para poder probar tamaña figura legal: la de la asociación ilícita.
Sin embargo, "Chatrán" será el único en todo el grupo procesado que continuará bajo prisión preventiva por el término de un mes. Será hasta que la Fiscalía logre acomodar su nuevo legajo de investigación que se desprende de la causa inicial y acuse. Es que Hernández se encuentra con procesos abiertos en otras causas e incluso espera con prisión preventiva un juicio.
Cárcamo le había solicitado al juez otros sesenta días para cautelar el proceso contra Hernández, por los peligros procesales de fuga y entorpecimiento, por su falta de arraigo, las características del hecho y la expectativa de pena en cumplimiento efectivo que le puede recaer. Si tiene una nueva condena sería la cuarta para él y debería comenzar a cumplir la pena de tres años en suspenso con la que cuenta. Esa reiteración delictiva -una condena en Esquel bajo la misma modalidad- no lo ayudaría tampoco a acceder a los beneficios de la domiciliaria tal como solicitó su defensor Ariel Quiroga ayer.
Con respecto a Alejandro Pulley, que tenía prohibición de venir a Comodoro Rivadavia tras ser investigado por cohecho e incumplimiento de deberes de funcionario público, Cárcamo solicitó el levantamiento de la medida porque consideró que han desaparecido los peligros procesales.
Quiroga, el defensor de Hernández, fue tajante contra el trabajo de Fiscalía: "la investigación ha fracasado". El defensor consideró que ayer el Ministerio Público fue a "confesarlo".
A esa altura de la extensa audiencia, los defensores de los imputados mostraban sonrisas socarronas y Cárcamo buscaba fijar su mirada en el techo.
Pulley, mediante videoconferencia desde Trelew, hacía ruidos con el micrófono y su abogado Alejandro Fuentes interrumpía por segunda vez la audiencia para ir al baño.

"SE ESTA HACIENDO JUSTICIA PARA PULLEY"
Fuentes también tomó la palabra y sostuvo que hace seis meses sostienen la inocencia del comisario y la falta de peligros procesales por la que han aportado prueba. El abogado de Pulley criticó que la Fiscalía en todo este tiempo "no ha conseguido nuevos elementos de prueba o quizás a la inversa a favor de Pulley".
El abogado sostuvo que la figura del comisario fue "bastardeada públicamente" y que con el curso del proceso "se está haciendo justicia para Pulley".
Mientras que Lucía Pettinari, quien asesora a Cuellar Gamboa, dijo que a la Fiscalía "le va a ser imposible llegar a juicio porque depende de cinco víctimas que están fuera del país y que según tiene conocimiento esta defensa, no regresarán a prestar testimonio en un debate".
El juez Nicosia observó como un despropósito los 60 días de las medidas de coerción que pedían para Hernández y Cuellar Gamboa ya que vienen detenidos desde junio del año pasado y para la investigación de estos "cargos menores" instó a la Fiscalía a actuar con "velocidad y prudencia". Así dictó un mes de preventiva para Hernández, un mes de prisión domiciliaria para Cuellar Gamboa y 30 días también para que la Fiscalía recalifique y acuse.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico