Ya son más de 30 mil los despedidos durante el gobierno de Cambiemos

El sector privado acaba de anunciar 12 mil despidos durante los últimos 30 días desde la asunción del actual presidente, Mauricio Macri.

Tal como marca El Destape, la lista es encabezada por Cresta Roja, seguida por empresas constructoras, petroleras y por Austral Construcciones. Pero también entran en la lista Expofrut, Canale y Paraná Metal.
Estos miles de trabajadores se suman a los más de 18 mil empleados públicos que ya fueron retirados de sus respectivos empleos. El total, asusta. Un informe publicado por el Observatorio de Derecho Social de la CTA, estos despidos masivos tienen como objetivo "atemorizar al conjunto de los trabajadores del sector público, y al mismo tiempo enviar una señal a los empleadores y trabajadores del sector privado"."Han sido los empleadores quienes han dado inicio la ronda de negociación salarial a través del incremento de los despidos, en tanto herramienta para infundir temor y, de esta manera, debilitar la posición negociadora de los trabajadores y las organizaciones sindicales", expresa este informe.
Según detalla otro informe difundido por ATE, más de la mitad de los 18 mil despidos estatales recae sobre una veintena de municipalidades de todo el país, entre las que destacan la Plata con 4.500 echados, Quilmes con 980 y Malvinas Argentinas con 900. Pero parece que ésto no termina acá. Ya que se sabe que el Gobierno está estudiando los contratos de alrededor de 60 mil personas, que podría ser despedidos en las próximas semanas. Por lo tanto esta cifra de alrededor de 30 mil despedidos podría aumentar considerablemente al doble en pocas semanas.
El titular de la obra social de los jubilados y pensionados, Carlos Regazzoni, dijo que en ese organismo "hay sectores que no están para trabajar sino para cualquier cosa" y advirtió que "el que no trabaja no tiene nada que hacer aquí".
Consultado por radio La Red sobre si promoverá despidos en el PAMI, Regazzoni respondió: "Ya he tomado algunas (medidas) pequeñas, puntuales, pero muy significativas. Situaciones donde tenía algún empleado que estaba con contrataciones que no eran adecuadas, donde el precio no era el lógico, donde había algo que uno sospechaba irregular. Y eso se está investigando".
"El que no trabaja no tiene nada que hacer en el PAMI, porque esto es un recurso demasiado esencial como para dilapidarlo", señaló el funcionario, quien se manifestó "ordenado con la política general del Gobierno en ese sentido".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico