Yellowstone: espectáculo natural de géiseres y bisontes

La principal atracción son sus géiseres, que se pueden encontrar a lo largo de los más de ocho mil kilómetros de superficie que tiene el parque. Sus praderas, los valles, los lagos y los pantanos encierran siluetas lejanas de bisontes, un animal que pasó a convertirse en símbolo del país. Las reservas para el ingreso y acampe deben realizarse con mucha antelación.

Lo más impactante para alguien que visita por primera vez el Parque Nacional Yellowstone es saber que la mayor parte de sus límites están en lo alto de un volcán "dormido" que, según indican los guías, "estalló hace medio millón de años".
Según indican desde la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), que desde 1978 lo tiene incluido como Patrimonio de la Humanidad, en Yellowstone "se pueden observar más de la mitad de los fenómenos geotérmicos que se dan en el planeta, con unos 10.000 ejemplos diferentes".
Abarca un total 8.983 kilómetros cuadrados, aproximadamente el tamaño de la isla de Puerto Rico. Como es de suponer, en una extensión tan enorme que existen multitud de rutas y lugares para visitar; en los ingresos al Parque los guías y guardabosques se encargan de mostrar al turista la forma de recorrer Yellowstone por su cuenta.
Al ser una extensión enorme, existen también varios centros para que el visitante pueda acceder a toda la información de la zona que quiere conocer. Esos puntos de encuentro e interpretación son, los centros de Albright, de Old Faithful, Centro educativo para visitantes del cañón, del Puente de Pesca, Centro para visitantes de Grant, Estación de información de Madison, Museo de los Guardabosques de Parques Nacionales Norris, Museo y Estación de Información de la Cuenca del Géiser Norris, Estación de Información West Thumb y el Centro de información para visitantes de Yellowstone Oeste.
Pero entre tanta oferta no puede dejar de visitarse el géiser más conocido, denominado "Old Faithful" (El Viejo Fiel), entre una gran variedad de docenas de fuentes termales que conforman la colección más grande del mundo de géiseres, con un total de más de 300, unos dos tercios de todos los existentes en el planeta, según la UNESCO. Algunos otros relevantes son la denominada Mammoth, la fuente Paint Pot y Firehole Lake Drive o la Cuenca del Géiser Midway.
Quizás uno de los atractivos más conocidos sea la mayor fuente termal de los Estados Unidos; se trata de una laguna de 80 por 90 metros de diámetro, y 50 de profundidad, denominada "Paint Pot" (Gran Fuente Prismática), un destino imperdible por el increíble colorido de sus aguas, que varía de verano a invierno.
Tampoco se puede perder el bello lago Yellowstone, así como el fuerte del mismo nombre, y también el denominado Gran Cañón con sus impresionantes cascadas. Lo más recomendable es practicar senderismo o acampar cerca de sus límites, donde pueden encontrar algunos búfalos, alces y también lobos, osos y el bisonte.
Justamente los bisontes son el símbolo viviente de Yellowstone. En peligro de extinción en los comienzos del siglo XX cuando su población superaba apenas los cincuenta ejemplares en todo los Estados Unidos, el bisonte puede verse hoy en las llanuras y praderas del parque, en especial aquellas que tienen acceso directo a los valles fluviales. Se estima que en la actualidad hay casi cinco mil bisontes en el área protegida, un número que está en continuo crecimiento pero que es aún muy lejano al de las poblaciones de la especie en el siglo XVIII.
En Yellowstone es posible realizar muchas actividades deportivas, de observación y de recreación, desde acampar en lugares designados, donde se controla el número de personas para no incidir negativamente en el entorno, hasta navegar por el lago del parque, practicar muy diversas rutas de senderismo, montar a caballo o pasear en bicicleta con un camino que tiene más de 482 kilómetros.
Es importante obtener con antelación las reservas para poder ingresar al Parque y también la información más completa sobre el estado de los senderos y rutas acudiendo a los centros para visitantes.
La tarifa que se paga para entrar en Yellowstone es de aproximadamente 30 dólares para los vehículos particulares, no comerciales; de 25 dólares para quien ingrese en el parque en motocicleta, y los visitantes que entren en bicicleta deben abonar 15 dólares por persona, a partir de 16 años de edad. Con este ticket se tiene derecho a permanecer durante siete días y se puede salir y volver a ingresar, siempre que se conserve para el control de los trabajadores del parque.
Las autoridades de Yellowstone indican también que hay que tener en cuenta la altitud que tiene el parque, que oscila entre los 1.615 y los 2.700 metros, por lo que recomienda a aquellas personas que tienen algún problema cardíaco consultar al médico antes de viajar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico