YPF desarmará la casa del Abásolo para localizar la pérdida de petróleo

Manuel Palma afirmó a El Patagónico que personal de la operadora se acercó ayer a su domicilio para verificar el derrame de hidrocarburo detectado el viernes y evaluar las tareas a realizar. La empresa además ofreció alquilarle una casa en el mismo barrio, debido a que el saneamiento demandaría varios meses. Desde YPF afirmaron que hace más de 20 años que no hay actividad petrolera en esa zona.

Luego del reclamo por falta de respuestas que efectuó la familia Palma por intermedio de este diario, ayer a la tarde profesionales de YPF concurrieron a la vivienda de la zona de Quintas 2 del Máximo Abásolo. Los propietarios el viernes se despertaron con el derrame de petróleo que afloraba debajo de la casa prefabricada.
Los empleados de la empresa nacional volvieron a inspeccionar el domicilio y constataron que el líquido negro salía de la cocina, del baño y del ingreso a la casa para continuar su recorrido hacia el pozo de las cloacas.
Desde la operadora aseguraron que desde el sábado que el municipio los notificó del derrame tomaron contacto directo con la contingencia. La primera medida fue deshabitar la vivienda y ubicar a los seis integrantes de la familia en un hotel céntrico.
Palma explicó que los representantes de la empresa le adelantaron que tendrán que desarmar la casa para localizar la pérdida y después comenzar con las tareas de saneamiento. Ello podría demandar varios meses hasta que la vivienda vuelva a quedar en condiciones de ser ocupada, evaluó el damnificado.
En esas circunstancias, señaló que le ofrecieron abonarle el alquiler de una casa que se encuentre en el mismo barrio para no alterar las actividades escolares de los cuatro hijos de la pareja. Así, Palma ayer buscaba un lugar acorde para alquilar.
Mientras tanto, el domicilio –ubicado sobre la calle Código 638 casi 687, manzana 174, lote 2 del Abásolo- presenta importantes manchas de hidrocarburos en la mayoría de sus ambientes. A la vez los damnificados por temor a que ingresen delincuentes permanecen durante todo el día en la casa.
Hace 18 años que residen en ese sector de la zona de Quintas y es la primera vez que padecen una situación como esta. Fuentes pertenecientes a la operadora, en tanto, indicaron que se trata de un derrame pasivo debido a que hace más de 20 años que no existe actividad petrolífera en esa zona de Comodoro Rivadavia.
Todavía YPF debe detectar por dónde aflora la sustancia y después determinarán qué tipo de tareas se harán y cuánto tiempo demandará.
El propio secretario de Ambiente municipal, Daniel González, evaluó que la contaminación no corresponde a fallas o problemas estructurales de equipos en funcionamiento. Agregó que fueron brotes que aparecieron de pasivos ambientales que "ante la erosión del agua han quedado expuestos y han empezado a liberar hidrocarburos".
Otro caso de derrame de petróleo luego del temporal se registró el sábado en un domicilio de la avenida Nahuel Huapi, en Kilómetro 8. Allí, el líquido comenzó a brotar en grandes cantidades e inundó el patio del inmueble por la rotura de un ducto de CRI Holding.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico