Zanella ingresará a la industria automotriz con la producción de un camión pequeño

Será fabricado en Mar del Plata. Se trata de un camión con bajo consumo de combustible y de un porte apto para movilizarse con facilidad en los centros urbanos.

La empresa Zanella, que durante 65 años se especializó en motocicletas de producción nacional, proyecta ingresar este año a la industria automotriz fabricando desde Mar del Plata un camión de pequeño porte, con bajo consumo de combustible y apto para movilizarse con facilidad en centros urbanos de gran densidad de tránsito.
"Estamos esperando que el Gobierno, a través del presidente Mauricio Macri, firme el decreto que nos permita acceder a la categoría de terminal automotriz", aseguró a Télam el presidente de Zanella Argentina, Walter Steiner.
"Ya hemos pasado todas las instancias que requiere la Secretaría de Industria. Contamos con un producto bien preparado, una planta montada en la ciudad de Mar del Plata que demandó una inversión de más de u$s 10 millones y más de cien operarios que están esperando una definición para comenzar la producción este mismo año", relató Walter Steiner.
"Tenemos un terreno anexo que nos facilitó el gobierno en la zona del Parque Industrial marplatense que nos permitirá agrandar esa fábrica. Por todo esto estoy convencido que este año vamos a transformarnos en una terminal automotriz", agregó Steiner.
Zanella tiene más de 65 años de historia en el segmento de motovehículos en la Argentina y actualmente ocupa el segundo puesto en el ranking de ventas de motocicletas.
En julio, comercializó un total de 5.970 unidades y lleva acumuladas 46.400 unidades en lo que va del 2016.
En setiembre de 2015, la empresa había presentado el mismo proyecto para operar por primera vez como terminal automotriz en su planta ubicada en la ciudad de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires.
El objetivo era fabricar 3.600 unidades anuales de un camión pequeño, equipado con un motor naftero de 1 litro y 53 caballos de potencia, con un consumo de 5 litros cada 100 kilómetros y la posibilidad de alcanzar una velocidad máxima de 110 km/h.
El proyecto fue resistido por el Ministerio de Industria, que por entonces comandaba Débora Giorgi, y por la Asociación de Empresas Fabricantes de Automotores (ADEFA), quienes no dieron su apoyo a la iniciativa de Zanella.
"Hoy, con este nuevo gobierno, estamos muy entusiasmados para llevar adelante nuestro proyecto industrial", enfatizó Steiner.
"La gran diferencia con otras empresas que venden camiones pequeños en el país es que todos son importadores. Zanella será la única dentro de ese segmento que realmente fabricará en el país", señaló el directivo.
"Nos sentimos industriales y queremos defender la industria nacional. Por eso confiamos que el Gobierno va a implementar una política en el mismo sentido", agregó.
Steiner puntualizó: "actualmente, fabricamos una gama de utilitarios chicos con cabina, pero de tres ruedas. Lo que queremos hacer en un próximo paso es producir uno de cuatro ruedas", explicó.
"Este sería un producto que podría salir al mercado a la mitad del precio de los camiones más económicos que se comercializan en el país en su mismo segmento y, otro dato importante, es que al contar con motores de baja cilindrada no son contaminantes y pueden ser utilizados en el tránsito de las ciudades con gran facilidad", detalló.
En los últimos días, Walter Steiner presentó dos nuevos productos de inminente salida al mercado: la nueva Sapucai 150, perteneciente a la línea vintage de Zanella, considerada como una moto durable y eficiente para el uso diario en la ciudad y el cuatriciclo G-Force 700, con un motor de 44 caballos de fuerza y que incluye un dispositivo de remolque para trailer, malacate frontal eléctrico, tracción integral, un tablero digital y una transmisión CVT con reversa que no afecta la fuerza del motor y que reduce el consumo de combustible.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico