Zanetti le llamó la atención a Icardi

El ahora vicepresidente y ex capitán del Internazionale dice que quiere que el atacante argentino se quede en medio de la presión de Napoli por contratarlo.

Javier Zanetti es ídolo del Inter, el capitán y máximo referente, y esperó a un entrenamiento colectivo para decir lo suyo de Icardi: "tenemos un reglamento interno. Llegaste a un grupo unido, hay que respetar las reglas. Pretendemos máximo respeto por el plantel y el club", cuenta el diario La Gazzetta dello Sport que le dijo Zanetti.

El defensor no es sólo referente dentro de la cancha, sino que es el más respetado fuera del campo, no sólo por los compañeros sino también por los hinchas. Pero no fue el único que se enojó con Icardi y sus actitudes.

En un reportaje con el mismo periódico, el ex futbolista Giuseppe Bergomi, uno de los jugadores que más veces se puso la camiseta del Inter, dijo: "creo que en este caso se perdió un poco el equilibrio". En cuanto al reto que le dio Zanetti al joven, Bergomi no sólo lo bancó, sino que pidió que se imite el ejemplo: "hizo bien en hacerle sentir a Icardi su voz, ninguno como Javier puede volver a enderezarlo".

El comportamiento de Icardi ya había recibido críticas del empresario indonesio Erick Thohir, nuevo propietario del Inter, quien hizo referencia a los "comportamientos éticos de los jugadores" del club neroazzurro. Sin mencionar a Icardi por su nombre, Thoir, en un reportaje, le recomendó que observase la conducta de sus compatriotas en el equipo como Zanetti, Esteban Cambiasso, Walter Samuel y Diego Milito, entre otros.

Por su parte, el director deportivo de Inter, Piero Ausilio, recordó que en el club "cada uno tiene libertad para hacer lo que quiera en su vida privada, pero siempre en el respeto del club y del grupo".

Mientras todo esto pasa, Icardi parece no acusar el golpe, no al menos en su cuenta de Twitter. El argentino volvió con todo y les dedicó sus mensajes a los "boludos" que se la pasan diciendo cosas de su vida privada "sin acertar" ni una de las cosas que dicen.

Lo cierto es que cuando aquellos caudillos hablan, cuando los referentes comienzan a inquietarse, la vida deportiva de un joven en un equipo puede ser muy corta, mucho más de lo esperado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico