A la vacuna no la paran ni el frío ni el viento, ni el calor

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico