A Lola la habría asesinado una mujer o un adolescente

La jueza Marcela López indagó a varios hombres de unos 40 y 50 años en busca del asesino de Lola Chomnalez, pero cuarenta días después del crimen, el rumbo de la investigación está cambiando. La jueza Silvia Urioste ya no está tras los pasos de un hombre adulto, sino de una mujer y de uno o varios adolescentes.

Desde el jueves 5 de febrero, la jueza tiene en su despacho un informe forense del médico legista Guido Berro que asegura que, por la forma en la que la mataron, seguramente no se trató de un hombre fornido. Si bien esta idea ya se había manejado, ahora marcará el rumbo de la investigación.

Berro analizó los informes de los médicos forenses y planteó una hipótesis clara: la sofocó contra la arena una persona con poca fuerza, que no quiso necesariamente darle muerte, y que puede ser una mujer y/o un adolescente o varios. Los cortes que tenía la joven eran en su mayoría superficiales.

Berro adelantó este domingo parte del contenido del informe al diario uruguayo El Observador , pero no quiso comentar cuál era su hipótesis. "Por la forma en la que fue asesinada, no se puede afirmar si los atacantes fueron uno o dos", aseguró el médico que descartó, en base a las pericias forenses realizadas en primera instancia, que el móvil del crimen haya sido sexual.

"El homicida o los homicidas de Lola no intentaban necesariamente darle muerte. Hay que pensar en otras hipótesis", sostuvo Berro. Otras fuentes del caso informaron cuál era la hipótesis que convenció a la jueza: el, la o los asesinos no tenían demasiada fuerza física.

Lola fue golpeada en la cabeza con un objeto o con un puño y presentaba tres cortes poco profundos en el cuello. Pero la autopsia reveló que los cortes no le produjeron la muerte, sino que murió por asfixia, ya que fue sofocada contra la arena. La víctima presentaba arena incluso en los pulmones.Los investigadores encontraron el cuerpo el 30 de diciembre, mientras que la mochila que llevaba fue hallada enterrada el 14 de enero.

Adentro de la mochila se encontró un pareo, una toalla y un libro. Los tres elementos tenían sangre, que ya fue cotejada con el ADN de 13 indagados, pero Policía Científica no encontró coincidencias en esas comparaciones.

Hoy declararán en el juzgado, los padres de Lola y un adolescente de Valizas, amigo del hijastro de la madrina de Lola, que estuvo junto a la víctima en las últimas horas de su vida. También declararán un hermano de este adolescente de Valizas y su madre.

La jueza Silvia Urioste nunca habló con los padres, porque ambos declararon ante la jueza López, que se apartó del caso el 12 de enero, cuando cambió el turno judicial.

El adolescente de Valizas ya declaró en calidad de testigo. En esa oportunidad, dijo que su amigo argentino, el hijastro de la madrina de Lola, le decía durante la búsqueda de Lola, entre el 28 y el 30 de diciembre, que "le daba igual que apareciera Lola o no", informaron fuentes del caso. Las fuentes consultadas informaron que la citación de la madre de este adolescente de Valizas se debe a que se le pedirá el ADN para cotejarlo con la sangre encontrada en la mochila de la víctima.

Como sucedió con el adolescente argentino que encontró junto a su padre el cuerpo de Lola el 30 de diciembre, la magistrada pedirá a la madre que aporte su perfil genético para obtener así el del menor.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico