A los inconvenientes para circular en la ruta 3 se sumó la falta de combustible

Numerosos transportistas, colectiveros y automovilistas continúan viviendo una verdadera odisea debido al factor climático adverso y la acumulación de hielo y nieve sobre la calzada de la ruta Nacional 3, lo que motivó ayer a la tarde que se volviera a limitar el tránsito entre Comodoro y Trelew. Además, se sumó como inconveniente la falta de combustible para quienes debieron transitar en caravana y con extrema precaución. A las 10 de hoy se evaluará la apertura de la ruta.

La circulación del tramo de la ruta Nacional 3 entre Comodoro Rivadavia y Trelew ayer a las 18 se volvió a cortar preventivamente debido al hielo existente sobre la calzada, ya que las condiciones climáticas mantienen las bajas temperaturas. El sector más complicado se encuentra entre el paraje Malaspina y Pampa Salamanca, donde la acumulación de nieve es importante.
En la jornada de ayer el tránsito en la salida norte de la ciudad se habilitó sobre las 11, primero con el paso de los vehículos pesados y dos horas más tarde lo hicieron los automóviles livianos.
Al respecto el director de Defensa Civil del municipio, Alejandro Salinas, explicó que “se dejó pasar primero los camiones y colectivos, aunque sólo los que llevan cadenas en las ruedas”.
En ese sentido, la idea era que los vehículos pesados rompieran el hielo en la calzada y de esa forma se limpiara el camino. “A partir de esto, dejamos un margen de dos horas para dejar pasar los automóviles”, precisó Salinas.
Las largas caravanas tuvieron que desplazarse a una baja velocidad e incluso se produjo el despiste de un camión.
“Hay mucha gente que no sabe manejar con nieve y se despista; y esto genera retrasos en todo el trayecto”, manifestó el director de Defensa Civil.
Por tal motivo, Salinas recomendó a los conductores “tener en cuenta las medidas de precaución a la hora de salir. Llevar cadenas y no inflar mucho las cubiertas es necesario para que el auto tenga una mayor adherencia a la calzada. Lleven ropa de abrigo y algo caliente para tomar”, sugirió.
Otro de los pormenores que vivieron ayer los automovilistas fue la falta de algún tipo de combustible, tanto en la estación de servicio de Garayalde como en los restantes parajes.
A todo esto, y en forma permanente, personal de Vialidad Nacional realiza distribución de sal sobre la calzada para ayudar a limpiar la acumulación de hielo y nieve. Se recomienda a los automovilistas que eviten viajar excepto que sea por extrema necesidad.
La ruta entre la ciudad petrolera y el valle se reabrirá a partir de las 10 de hoy siempre y cuando las condiciones climáticas lo permitan. El Servicio Meteorológico Nacional indica nubosidad variable, vientos moderados del noroeste y poco cambio de temperatura.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico