A más de un año del homicidio de Chacana imputaron a dos partícipes secundarios

La fiscalía tiene cuatro meses para investigar. Tanto Paredes, como Barría, continuarán el proceso en libertad.

A pedido del fiscal general, Adrián Cabral, se formalizó ayer la apertura de investigación preparatoria contra Manuel Paredes y Sandro Barría, quienes fueron imputados por el delito de homicidio simple en calidad de partícipes secundarios. Ello, por el hecho que el 9 de octubre de 2016 tuvo como víctima a Víctor Chacana.

La audiencia fue presidida por la juez penal Mónica García, quien lo hizo en carácter de subrogante del juez natural. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por Adrián Cabral, mientras que los imputados, Paredes y Barría, fueron asistidos por el abogado particular, Alejandro Fuentes.

La parte acusadora fue la primera en tener la palabra y en ese contexto el fiscal solicitó que se decrete la apertura de investigación preparatoria del caso por el hecho ocurrido el 9 de octubre de 2016, cuando siendo las 16:35 Chacana se dirigía hacia el almacén “Doña Elena” del barrio Stella Maris.

En el exterior del comercio se encontraba estacionado un Volkswagen Gol con varias personas en su interior, entre ellos los imputados Paredes y Barría.

En una segunda secuencia se ubicó a Chacana levantando en brazos a una niña que andaba en roller, lo cual motivó que se bajaran del auto “Maxi” Barría y Manuel Paredes. El último le dijo a Chacana: “¿Qué? ¿Te queres llevar a mi sobrina? ¿La queres violar?”, tras lo cual le empezó a pegar golpes de puño. Chacana se refugió en su domicilio, ubicado en la extensión del barrio Stella Maris. Según el relato fiscal, los dos imputados y un tercer sujeto aún no identificado se subieron al auto y se dirigieron hacia el domicilio de Chacana. Al llegar golpearon la puerta y como no fueron atendidos la patearon, ingresaron y comenzaron a pegarle a la víctima. El tercer sujeto no individualizado salió al patio y regresó con una piedra con la que golpeó en el cráneo a Chacana, provocándole la muerte por “traumatismo craneoencefálico”.

LO ENCONTRO UN AMIGO

Al cabo de dos días del ocurrida la agresión, un amigo de la víctima fue hasta su domicilio y al no contestar la puerta ingresó y encontró a Chacana tendido en el suelo ya sin vida, por lo que dio inmediato conocimiento a la policía. El fiscal calificó provisoriamente el hecho como homicidio simple en calidad de partícipes secundarios a Paredes y Barría. Recordó que la persona que tomó la piedra aún no fue identificada y que ambos imputados colaboraron con el autor del hecho a los fines de lograr su cometido, el cual tuvo como resultado la muerte de Chacana.

En contraposición, el defensor solicitó que se rechace la apertura de investigación ya que es verdad que el video que refiere el fiscal muestra a Chacana que va hacia el kiosco y toma en brazos a la nena.

“Mis asistidos bajaron del auto y mantuvieron una discusión con la víctima, quien bajó a la nena y se retiró del lugar”, reconoció el defensor, pero agregó que no hay rastros de ADN de sus asistidos en el lugar del hecho y que tampoco hubo reconocimiento de personas.

“No hay datos precisos”, dijo.

A su entender, no existe ningún elemento que ubique a sus asistidos en el hecho y consideró que someterlos a proceso “sería estigmatizarlos”.

Finalmente la jueza penal resolvió que existen elementos de convicción suficientes para autorizar la apertura de investigación preparatoria del caso, dando por anoticiados a Paredes y a Barría del hecho, así como la calificación legal provisoria por la cual se los investiga y por asegurada su defensa técnica.

“Existen estos elementos suficientes para esta etapa procesal y la Fiscalía cumple con los requisitos enunciados en la Ley”, sostuvo la juez y otorgó 4 meses de investigación para concluir con la investigación. Además, ordenó una extracción de sangre para obtener el ADN de los imputados como anticipo jurisdiccional de prueba.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico