A más de un mes de la muerte de Rubén Carrillo no hay detenidos

El 27 de agosto una pareja apuñaló a Rubén Carrillo (43) para robarle. Tras 11 días de agonía en el Hospital Regional, producto de las heridas, la víctima falleció. Ya pasó más de un mes de su muerte y los autores del crimen ni siquiera fueron identificados.

La muerte de Rubén Carrillo (43) se convirtió en el homicidio número 18 en lo que va del año en Comodoro Rivadavia. El ferretero fue apuñalado durante un robo armado en la vía pública y en horas nocturnas. Hasta el momento trabaja la Brigada de Investigaciones para dar con los autores del crimen.

La familia de la víctima pide Justicia por su muerte y que se avance en la investigación. Apuntan al fiscal Adrián Cabral, a cargo de la causa: “no está enterado de nada, nos dijo: 'no soy mago'. Esperamos que hagan su trabajo”.

A más de un mes de la muerte de Rubén, que agonizó 11 días en el Hospital Regional, luego del ataque aquel 27 de agosto, Noelia – sobrina de la víctima- manifestó en comunicación con El Patagónico: “estamos como podemos, tratando de darle fuerzas a mi abuela (74) porque era su hijo, su bebé. Intentando acostumbrarnos a que él no va a estar más. Era el padre de todos sus sobrinos”.

La familia agradeció el trabajo que realiza la Brigada de Investigaciones, quien desde el primer día del crimen se puso a cargo de las pesquisas para dar con los autores. “Nos han llamado, han colaborado siendo atentos con nosotros, pero con Fiscalía es todo un tema”, indicó Noelia.

“Era un hombre de trabajo y de su casa, se tomaba su cervecita en su casa mirando partidos, le gustaba mucho el deporte, no era una persona con maldad. Trabajaba y vivía para su mamá. Su muerte nos paralizó la vida, seguiremos pidiendo Justicia para que lo que le pasó a mi tío no quede así porque también es para que no le pase a nadie más” describió la mujer.

Noelia reclamó a las autoridades judiciales que “hagan su trabajo” y “si alguien vio algo que por favor lo diga. No es solo por nosotros, mañana le pueda pasar a cualquiera porque estas lacras siguen sueltas y como sociedad tenemos que ser más solidarios con nosotros”.

Rubén Carrillo, quien se desempeñaba como empleado en una ferretería del barrio Industrial, fue atacado a las 1:30 del domingo 27 de agosto cuando caminaba sobre la avenida Polonia y Pieragnoli donde pretendía tomar un remis que lo llevara a su domicilio.

El hombre había estado en una cena familiar y fue abordado por una pareja de delincuentes. Carrillo se habría resistido al robo e incluso habría golpeado a uno de sus atacantes que le pedían sus bienes personales como la billetera y el teléfono celular.

En principio se creía que se trataba de lesiones leves, pero al ser sometido a una tomografía se descubrió que Carrillo tenía un intestino lesionado. Ese mismo día del ataque la víctima fue intervenida durante más de seis horas y quedó en estado delicado.

Pasaron los días, Carrillo sufrió infecciones internas y posteriormente tuvo que ser operado para limpiar las heridas en la zona intestinal. Después volvió a ser intervenido permaneciendo en estado crítico hasta que el jueves 7 de septiembre finalmente falleció.

LA INVESTIGACION

La Brigada de Investigaciones trabaja con el registro de las cámaras de seguridad de la zona para intentar identificar a los sospechosos. Lo único que se sabe es que se trata de una pareja joven que ya habría cometido otros robos de similares características en la misma zona del barrio San Cayetano.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico