“A nosotros no nos apura nadie”

El presidente Néstor Kirchner advirtió ayer que para aprobar la venta de acciones de Transener "no nos apura nadie y menos los fondos de inversión" y aseguró que el Gobierno dará los pasos necesarios para hacerlo.

Buenos Aires (Télam)
“Acá se siguen todos los pasos que corresponden. Esto que quede absolutamente claro. Así como nosotros no interferimos en la soberanía de ningun país, acá en la Argentina nosotros no vamos a aceptar apuros, ni aprietes de ninguna naturaleza», enfatizó el primer mandatario.
Kichner respondió a lo publicado ayer por un matutino porteño acerca de una supuesta carta del embajador de Estados Unidos en la Argentina, Earl Wayne, al ministro de Planificación, Julio De Vido, «por el freno que se puso a la operación» de venta de Transener, según la información.
Transener es una empresa estratégica para el sector eléctrico, ya que es la mayor transportadora de electricidad en el país.
En 2003 cuando Pérez Companc vendió sus activos a Petrobras, la transportadora fue parte de la operación, pero el Gobierno fijó en aquel momento la obligación de la brasileña para vender la mitad de Transener, aunque no le puso fecha.
A mediados de 2006, Petrobras comunicó que había acordado la venta del 50 por ciento de Citelec -su controlante para Transener- al Fondo de inversión estadounidense Eton Park, en 54 millones de dólares.
Citelec controla el 52,6 por ciento del capital de la transportadora, y el resto está en manos del Grupo Dolphin, que preside el argentino Marcelo Mindlin.
Sin embargo, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), el organismo que debe aprobar la operación de venta, se opondría por considerar que «las expectativas del fondo estadounidense no ponderan -sus dificultades- del mismo modo que el accionista involucrado en la actividad», según trascendió en medios de prensa.

"UNA FALTA DE RESPETO"
Kirchner consideró ayer que «es una falta de respeto» lo trascendido sobre esa supuesta «inquietud de una embajada por alguna licitación, una venta de transporte de electricidad, más precisamente Transener, por la intervención que tiene que tener (la Secretaría de) Defensa de Competencia».
El presidente insistió en que «me parece una falta total de respeto, en esta Argentina en la que hoy se decide con cristalinidad. Argentina no es una republiqueta y quienes tienen la responsabilidad de hacer circular esas versiones, que tengan la calidad de manejarse como corresponde».
El jefe del Estado aclaró que esa Secretaría interviene «porque Petrobras tiene que vender para evitar actitudes monopólicas».
El presidente Kirchner habló sobre esa cuestión durante un acto en Casa de Gobierno en el que se realizó el lanzamiento de la licitación pública internacional para construir y operar un tren de alta velocidad entre las ciudades de Buenos Aires y Mar del Plata.
«A nosotros no nos van a correr para tomar una decisión nacional, respetando lo que digan por supuesto los organismos correspondientes. Este es un gobierno cristalino y va a tomar la decisión que tiene que tomar», remarcó.
Kirchner reafirmó que «a nosotros no nos apura nadie y menos estos fondos de inversión que muchas veces nadie sabe cómo funcionan, de quién son, y/o a quienes pertenecen. Esto que quede claro».
Kirchner agregó luego que «estamos tratando de salir; tenemos la ilusión de construir un país, así que nada de querer ensuciarlo con aquellos sinvergüenzas del pasado que cometieron hechos que avergonzaron a los argentinos. Nosotros vamos a fondo y de frente porque lo podemos hacer».
Con una facturación anual de más de 300 millones de pesos y 8.800 kilómetros de líneas de alta tensión que unen a todas las generadoras del país con los centros de consumo, Transener es considerada la columna vertebral del Sistema Eléctrico Nacional (SIN).

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico