A puertas cerradas comenzó el juicio por homicidio contra Belén Silva

El juicio contra Belén Silva comenzó ayer, aunque el debate se desarrolló a puertas cerradas porque existe un imputado menor de edad. La acusada debe responder por la autoría del homicidio de Muriel Bareilles –ocurrido el 12 de febrero del año pasado– y el menor E.A.B., como partícipe necesario.

La falta de un informe pericial que oportunamente había solicitado la Defensa Pública que asiste a Belén Silva y el pedido de esa parte de suspender el debate, demoró el inicio del juicio hasta cerca del mediodía. De todas maneras, el ingreso a la prensa estuvo vedado porque uno de los imputados es menor de edad: en el momento del hecho, E.A.B. tenía 16 años.
Tras el cuarto intermedio que dictó el tribunal integrado por los jueces Raquel Tassello, Mariano Nicosia y Daniela Arcuri, se resolvió dar inicio al juicio y tomar las primeras declaraciones.
En ese marco fueron convocados los 6 testigos ofrecidos para la primera jornada y el acto se extendió hasta entrada la tarde. Para hoy, en tanto, está previsto avanzar con la incorporación de la prueba testimonial.
Se debe recordar que la causa por el homicidio de Muriel Bareilles (32) fue elevada a juicio el 26 de octubre del año pasado y allí se conoció que la Fiscalía fijó una pretensión punitiva de 12 años de prisión. El 15 de agosto la Fiscalía había presentado la acusación contra Belén Silva (20), calificándose la causa como homicidio simple en calidad de autora, mientras que a E.A.B. lo acusó como partícipe necesario.

EL HECHO
El crimen ocurrió el domingo 12 de febrero en un domicilio del barrio Moure, donde la víctima fue ultimada de 10 puñaladas.
Desde entonces Silva pasó un tiempo con prisión preventiva, hasta que el 29 de junio fue beneficiada con arresto domiciliario, medida que fue ordenada por el juez José Rago a pedido de la Defensa Pública.
Al cabo de unas semanas la imputada volvió a prisión a pedido de la Fiscalía. Fue por violar la medida de coerción. Es que la policía la había encontrado junto a su pareja, “el Francés” Luis Gajardo, en otro domicilio donde éste se había refugiado luego de intentar matar a su propio hermano.
De todas maneras, después de que se presentara la acusación pública, la defensa solicitó una nueva revisión y allí el juez Américo Juárez le volvió a conceder el beneficio del arresto domiciliario. En esa condición llegó ayer al juicio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico