"A veces basta con un brillo de labios"

El maquillador español Eduardo Jiménez, por cuyas manos pasó Penélope Cruz, entre otras figuras, asegura que hoy el maquillaje va a lo efímero y que más que la tendencia, lo que importa es lo que le quede bien.

A los 42 años, Jiménez pasó gran parte de su vida haciendo lo que le gusta, que es maquillar, aunque también dedica parte de su tiempo a la docencia.
En los veinte años que lleva entre brochas, sombras, rubores y labiales, trabajó para las principales marcas internacionales como Christian Dior, Yves Saint Laurent, Lancome y ahora, Guerlain, firma que lo trajo recientemente a Buenos Aires.
Sin embargo, no duda en afirmar que las mujeres no deben esclavizarse con el maquillaje ni sentir la obligación de ponerse de todo o someterse a lo que -en teoría- se usa.
“Hoy en la moda se lleva todo y lo mismo pasa con el maquillaje. Un maquillaje que te sirve para el día y la noche está muy bien, pero lo más importante es que te quede bien”, enfatiza en diálogo con Télam Tendencias.

Ahora, insiste Jiménez, “el maquillaje va a lo simple, a lo natural y a lo efímero”.
De hecho, en la última alfombra roja del festival de cine de Cannes la mayoría de las actrices y modelos que la transitaron optaron por un look “cara lavada”, tan natural que algunas, incluso evitaron ponerse labiales fuertes.
"Muchos creen que maquillarse es ponerse todo: base, sombras, ruge, delineador; pero eso es un error", asegura.
“Hoy en día el maquillaje también pasa por el cuidado de la piel. Desde la limpieza hasta la protección solar que se debe usar todos los días”.

Jiménez, quien de chico tenía el vicio de pintarle la cara a los rostros femeninos de las revistas de su mamá, aconseja a ser coherente con el estilo de cada uno y después pensar qué maquillaje usar.
“Uno se puede maquillar en un semáforo, con una base transparente, un brillo en los labios y una máscara de pestañas; y ya”, explica.
Según este experto, hay que evitar caer en las tentaciones y si el delineado al estilo Amy Winehouse está de moda pero a una no le queda bien, entonces hay que pensar en otra opción.
Para el madrileño, el estilo de vida de cada uno es lo que debe marcar la elección del maquillaje.
"Si sos de ir al gimnasio y hacer mucho deporte, o vas como esa chica que veo pasar, en bici con su cesta llena de cosas, el maquillaje no es para vos", ejemplifica.
Pero más allá de las modas y de cuánto se pinte uno, la textura y el cuidado de la piel es clave.
“Hoy en día el maquillaje también pasa por el cuidado de la piel. Desde la limpieza hasta la protección solar que se debe usar todos los días”, subraya.
Después de haber trabajado en el mundo del cine, en las pasarelas más importantes de Europa y para renombradas marcas, la visión de Eduardo respecto a la belleza cambió.
Lejos quedaron aquellos días de pequeño, cuando se quedaba embelesado mirando a su mamá mientras ella se pintaba.
“Ella me mandaba a jugar pero yo adoraba mirarla. Y cuando no se maquillaba le preguntaba extrañado: '¿Te pasa algo que hoy no te maquillas?'”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico