Abatieron a los sospechosos del atentado a Charlie Hebdo

Los dos principales sospechosos del atentado a la revista francesa Charlie Hebdo y uno de sus cómplices fueron muertos en dos asaltos coordinados de la policía, luego de atrincherarse por separado en una imprenta y un supermercado en París y sus cercanías, en otra dramática jornada que dejó cuatro rehenes muertos tras una de las semanas más violentas en Francia en décadas.

Los hermanos Cherif y Said Kouachi, de 32 y 34 años, habían evadido durante 48 horas la búsqueda policial desatada dentro de las fronteras de Francia, la más importante de su historia con 88.000 efectivos de todas las fuerzas desplegados en su territorio, luego del atentado del miércoles en la revista satírica Charlie Hebdo, que dejó doce muertos.

Ayer a la madrugada, a bordo de un auto robado, los prófugos fueron identificados por la policía en la ruta nacional 2, que llega a la capital francesa, al intentar evadir una barrera de control policial.

Después de un tiroteo y persecución, los dos sospechosos se atrincheraron en una imprenta de Dammartin-en-Goele, en la región de Seine-et Marne (40 kilómetros al noreste de París), con un rehén.

En la localidad de Dammartin-en-Goele, cientos de militares, policías y gendarmes se encontraban desplegados en torno al polígono industrial donde está la imprenta.

Cerca de las 17, los hermanos Kouachi, franceses de origen argelino, salieron del edificio tirando con sus ametralladoras kalashnikov sobre las fuerzas del orden, pero rápidamente fueron abatidos por los francotiradores, informó la radio France Inter.

Un gendarme fue levemente herido, indicó la emisora, al tiempo que el rehén, un joven de 26 años, fue encontrado ileso encerrado en una oficina.

Los hermanos Kouachi fueron considerados el jueves como “héroes” por la agrupación Estado Islámico (EI) por su ataque a Charlie Hebdo, una revista que había sido amenazada por islamistas por haber publicado caricaturas satíricas sobre Mahoma.

LA TOMA EN EL SUPERMERCADO

Pocos minutos después, la brigada de élite BRI realizó un asalto en el supermercado kosher -de productos alimenticios judíos- de la Porte de Vincennes tras cuatro horas de un toma de rehenes llevada a cabo por Amedy Coulibaly (32 años) el cómplice de los hermanos Kouachi.

El canal de televisión BFMTV aseguró que Coulibaly colgó mal el teléfono tras negociar con los policías, quienes pudieron escuchar las conversaciones, y fue seguido dentro del supermercado por el sistema de videovigilancia para llevar a cabo el asalto, que finalizó con al menos cuatro muertos y cuatro heridos graves, según Le Monde.

Durante la jornada, la policía identificó en un comunicado a dos personas en conexión con la segunda toma de rehenes: Coulibaly y Hayat Boumeddiene, una joven de 26 años, aunque no dijo concretamente que se hallaban en el lugar de los hechos.

La policía de París difundió ayer una foto de Coulibaly, quien tenía vínculos con los Kouachi, como sospechoso del asesinato de una mujer policía fusilada el jueves en Montrouge, en el sur de la capital.

Fuentes de seguridad citadas por medios franceses confirmaron que Coulibaly es quien se atrincheró dentro del supermercado kosher.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico