Abrieron dos boquetes en "Macro Rent" y se llevaron 300 mil pesos

Delincuentes que todavía no lograron ser identificados ingresaron durante la madrugada de ayer a las oficinas de la concesionaria "Honda", sobre Hipólito Yrigoyen y Ramos Mejía.

Casi en el mismo momento en que eran detenidos los delincuentes que robaron en el Correo Argentino de Telsen -después de casi 48 horas de búsqueda incesante a campo traviesa, con perros y apoyo de avionetas-, durante la madrugada de ayer en Comodoro Rivadavia otra banda de boqueteros daba un golpe en una concesionaria de motocicletas, en Yrigoyen y Ramos Mejía.

Según informaron fuentes policiales a El Patagónico la concesionaria “Honda” había cerrado sus puertas el miércoles a la noche sin novedad, pero cuando ayer a las 8 abrieron las puertas se encontraron con el robo.

Los boqueteros habían ingresado por los techos, cortando la chapa con una tijera especial. Luego bajaron a un sector que ya los depositaba frente a las oficinas comerciales. Una vez adentro, rompieron el sistema de alarmas y el sistema de monitoreo de las cámaras de seguridad.

Para ingresar a la oficina de tesorería perforaron otro boquete en las paredes de placas de yeso. Según informaron fuentes de la investigación, los boqueteros se llevaron alrededor de unos 300 mil pesos, aunque al cierre de esta edición todavía se esperaba que desde la conocida empresa se efectuara un arqueo y se informara a la Justicia sobre el botín exacto con el que escaparon los ladrones.

Fuentes de la investigación consideran que se trató de un robo planificado. La zona en la que dieron el golpe es una de las más transitadas de Comodoro Rivadavia, ya que el local está ubicado sobre la extensión urbana de la ruta Nacional 3. La policía cree que ingresaron por una vivienda lindera para luego treparse a los techos de la empresa.

Lo que llama la atención es que los delincuentes conocían al detalle las conexiones de las cámaras de seguridad que desactivaron.

Tomaron intervención la Brigada de Investigaciones y la Seccional Segunda de Policía.

OTROS BOQUETES

El 7 de abril último un grupo de boqueteros dio un golpe certero a la seguridad de la estación Axion, en Yrigoyen y Roca. Fue también de madrugada, entre las 3 y las 4, en las oficinas administrativas de la estación de servicio, en un horario en que estaban en funcionamiento el servicentro y la playa de expendio de combustible.

Los delincuentes entraron por la parte trasera del lugar, barretearon puertas y perforaron un boquete en un entretecho. Se llevaron en esa oportunidad unos 200 mil pesos.

Antes, el 22 de febrero, se cometió un delito similar en la pesquera “Mar del Chubut”, en el barrio Industrial. Tras la activación de la alarma y el alerta de un empleado, pasadas las 3 de la madrugada, la policía persiguió un auto en el que se desplazaban los presuntos autores del boquete y atrapó a un sospechoso.

Dos días antes, un grupo de delincuentes habían ingresado con la misma modalidad a la sucursal de Neomat, en Kilómetro 4, en donde tras desactivar las alarmas y el sistema de cámaras de seguridad, se llevaron una caja fuerte que contenía 57 mil pesos.

El modus operandi fue similar al intento de robo registrado unos días antes a esos golpes en la sucursal Rada Tilly del supermercado La Anónima, en donde los autores no pudieron llevarse ningún botín porque se activaron las alarmas.

Lo mismo ocurrió el 23 de julio en La Proveeduría de Kilómetro 8, cuando a las 4:15 una banda de delincuentes ingresó por un boquete en el baño e intentó sustraer el dinero que había en la caja fuerte de la sucursal ubicada en Alejandro Maíz 64. Al activarse la alarma, la policía llegó rápidamente, ya que la comisaría está ubicada a solo 200 metros del lugar. Los delincuentes dejaron abandonados guantes, sogas, taladros y herramientas de corte.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico