Absolvieron a los tres petroleros juzgados por bloquear empresa

El tribunal de la Cámara del Crimen de Caleta Olivia resolvió ayer absolver a los tres trabajadores petroleros de Las Heras que fueron sometidos a juicio oral y público por bloquear los portones de una empresa de servicios, a los que se les imputara los delitos de coacción simple y entorpecimiento de la actividad económica.

Caleta Olivia (agencia)

El fallo se conoció a mediodía y al retirarse del edificio judicial, Martín “Cuellito” Oñate, Néstor Vibares y Jorge Armoa fueron ovacionados por decenas de referentes de organizaciones gremiales fuertemente enfrentados con el gobierno provincial, como el caso de la ADOSAC (docentes) y de fuerzas políticas de izquierda, sobre todo del Partido Obrero y sus ramificaciones.

Los otrora rostros adustos de los obreros, producto de un lustro de procesamientos y tres meses en calabozos, tuvieron ayer un cambio profundo ya que evidenciaron algarabía y por momentos expresiones de llanto al liberarse de una fuerte presión judicial.

El fiscal de Cámara, Ariel Candia, había solicitado una pena de dos años de prisión efectiva para Oñate y dos de prisión condicional para Vibares y Armoa.

Sin embargo, el tribunal conformado por los jueces Jorge Alonso (presidente), Juan Pablo Olivera y Mario Albarrán, resolvió absolverlos de los cargos que se le imputaron al considerar que la acusación fiscal no fue suficientemente probada.

Por su parte uno de los abogados defensores, Carlos Toledo Vargas (el restante, Alberto Luciani no pudo estar presente), dijo que la absolución dictada por el tribunal era lo menos que se podía esperar porque la causa que se les impuso a los petroleros fue lisa y llanamente una aberración jurídica.

Más contundente fue Martín “Cuellito” Oñate al formular declaraciones a El Patagónico ya que aseguró que ellos no bloquearon los portones de Bacsa sino que simplemente, junto a muchos otros trabajadores de esa empresa, se apostaron en el lugar para reclamar por derechos laborales.

Además indicó que ahora se demandará a quienes los denunciaron y motorizaron la causa ante el Juzgado de Instrucción de Las Heras, precisando que fueron directivos de jerarquía gerencial, muchos de los cuales luego serían trasladados por la empresa a otra base que la misma posee en la provincia de Neuquén.

EL “POLLO” SOBRERO

Vale recordar que las audiencias de este juicio fueron presenciadas por varios y reconocidos dirigente gremiales y políticos de orden provincial y nacional, como el caso de Romina del Plá, dirigente de los maestros púbicos de La Matanza, diputada nacional y ahora candidata a vicepresidente de la Nación por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT).

Ayer fue el turno de otro renombrado dirigente sindical nacional y referente de la Izquierda Socialista, tratándose del secretario general de la Sección Oeste de Unión Ferroviaria Argentina, Rubén Darío “Pollo” Sobrero.

Sin embargo, el mismo no pudo presenciar el fallo de los jueces ya que al igual que a otros dirigentes les informaron que debía esperar en el acceso al edificio de la Cámara y luego todos se enteraron con gran disgusto de que la audiencia ya había comenzado.

No obstante, previo a conocer la resolución, Sobrero había ofrecido una rueda de prensa junto a los entonces imputados, expresando públicamente su solidaridad con los mismos, pero además hizo referencia a la crisis social y económica en que se encuentra el país por causa de las nefastas políticas del gobierno de Mauricio Macri.

OTRAS POSTURAS

Por su parte, uno de los referentes provinciales de la CTA Autónoma y del Partido Obrero vinculado al FIP, Miguel del Plá (padre de Romina), dijo que el fallo del tribunal a favor de Oñate, Vibares y Armoa, “es una victoria de la lucha popular”.

“Logramos la absolución de los compañeros gracias a la lucha y a la solidaridad de muchas organizaciones y gremios”, afirmó.

A su vez el dirigente local del PO, Omar Latini, sostuvo que “este fallo sienta un precedente y da impulso a las luchas pendientes y criminalizadas de la provincia y del país. Ahora vamos por la absolución de los municipales de Caleta y de los docentes y estatales”, expresó.

Se refería concretamente a tres empleados municipales de esta ciudad, de apellidos Reyes, Espinoza y Robles, sobre los que el Jugado Federal a cargo de Marta Yáñez trabó embargos por una suma individual de 30 mil pesos al hallarlos responsables de impulsar cortes de ruta que protagonizaron hace varios años, así como también a procesos judiciales que pesan sobre algunos docentes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico