Abusó de un alumno, quedó embarazada y no quiere revelar el nombre del padre

Una docente de 41 años abusó de un menor de 15 años y fue detenida por las autoridades. Se conoció que está embarazada y no quiere revelar el nombre del padre del futuro bebé.

Heiry Calvi, maestra de 41 años, fue acusada de abusar sexualmente de su alumno de 15 años, y este sábado reveló estar embarazada. La docente fue detenida y acusada de varios delitos luego de que se conociera un video sexual de ella con el estudiante de 15, y mensajes de WhatsApp comprometedores. Ocurrió en los Estados Unidos.

Rey Valdes, vocero de la policía local, reportó que las autoridades conocieron de la inapropiada relación en marzo, cuando los estudiantes reportaron un video que la víctima había compartido de él y Calvi teniendo sexo. Cuando la policía revisó el teléfono del adolescente, encontraron fotos explícitas de ambos juntos y mensajes donde ambos expresaban su amor mutuo.

La maestra se habría acercado a la víctima cuando comenzó a darle clases particulares en su casa, a fines del año pasado. "Cuando hablamos con él, negó ser una víctima", informó Valdés sobre su entrevista con el alumno.

"Nos dijo rotundamente que no fue violado. Pero quiero señalar que, según la ley de Florida, un menor no puede dar su consentimiento. Un niño no tiene la autoridad legal para dar su consentimiento, aunque diga 'esto está bien'. La responsabilidad es del adulto".

Mientras las autoridades de la escuela prohibieron a Calvi volver al campus en marzo, cuando se conocieron las acusaciones, la educadora recién fue arrestada este viernes. Fue ingresada por agresión lasciva, negligencia infantil y posesión de un arma de fuego en la propiedad escolar, entre otros cargos.

Durante la investigación, un testigo informó que Calvi y la víctima asistieron juntos a una fiesta de cumpleaños, donde él presentó a Calvi como su tía. El 7 de marzo, los agentes detuvieron a Calvi mientras estaba en el automóvil con la víctima y otros dos adolescentes. Algunos de ellos les dijeron a los oficiales de Doral que habían estado intentando conseguir una habitación en un motel, dijo la policía.

Los detectives también encontraron un incriminatorio mensaje de un amigo de la víctima en su teléfono: "Pregúntele a la Sra. Calvi cuándo nos ayudará a encontrar mi ‘shi’ para fumar", leía el chat, según el formulario de arresto.

Luego de pasar una noche tras las rejas, Calvi fue liberada este sábado tras informar a la policía que se encuentra embarazada de ocho meses. La maestra se negó a revelar la identidad del padre, y voceros de la policía no confirmaron nada: "No voy a especular sobre de quién es el niño", declaró Valdés.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico