Actividades por los 26 años del Museo de Rada Tilly

En una réplica de la Cueva de los Felinos, chicos de entre 8 y 12 años ingresaron para luego crear sus propias arcillas. “Nos parece una opción interesante frente a la de irse con ideas abstractas”, dijo Majó Abeijón, directora de Cultura de Rada Tilly.

El Museo Regional de Rada Tilly cumplió 26 años y en ese marco recibió la visita de chicos a principios de marzo. Convocados por la iniciativa, más de veinte chicos de entre 8 y 12 años se reunieron en el parque del Museo a escuchar las primeras pistas sobre la actividad que realizarían en la próxima hora y media.
En esta oportunidad trabajó para la actividad un equipo integrado por Elio Giménez, animador; Rita Peralta, encargada de Extensión; Marcos Andrieu, del Area de Investigación; y Lidia Abejer, Directora del Museo Regional Municipal. Cada uno asumió un rol tanto en la coordinación como en las caracterizaciones, la gestión de la información y la experimentación.
Luego, cada chico ingresó de a uno en la réplica de la Cueva de los Felinos que se encuentra erigida dentro de las instalaciones del Museo Regional y allí, en penumbras y expectantes, fueron aguardando a que estén todos. Luego, al iluminarse el habitáculo, descubrieron que frente a ellos, un cazador recolector estaba pintando en las paredes de la cueva.
Luego de compartir la emoción de la sorpresa y la sensación de haber viajado un instante en el tiempo, los chicos salieron nuevamente al parque, donde los esperaban los materiales necesarios para que puedan crear, con las mismas técnicas que los cazadores recolectores de la Patagonia prehistórica, sus propias arcillas con las que expresar sus sensaciones pintando.
“La propuesta arrancó con una inmersión de los chicos en la cueva como hace tres mil años, con el encuentro del artista ‘in situ’ pintando. Luego de esto se les propuso intentar buscar, a través de la experiencia y del ensayo, los posibles pigmentos y matices de pintura, trabajando con morteros y arcillas emulando a los pintores rupestres de la prehistoria”, explicó Majó Abeijón, directora de Cultura de Rada Tilly.
“A través del juego y de los lenguajes artísticos - en este caso una dramatización - un clima teatral y la pintura, los chicos se llevaron la experiencia en el cuerpo, donde se enraíza. Nos parece una opción interesante frente a la de irse con ideas abstractas que muchas veces les quedan a los chicos dando vueltas en el aire”, expresó Abeijón.
La cueva de los Felinos original, que se encuentra en el denominado Cañadón de las Cuevas, en la meseta central de la provincia de Santa Cruz, a 180 kilómetros de Gobernador Gregores, se constituyó como un refugio natural cuyas paredes fueron utilizadas por los ‘pintores’ de la prehistoria para plasmar siluetas representativas de grandes felinos, probablemente yaguaretés, según determinan los investigadores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico