Acusan a otros quince militares de asesinar a campesinos en Colombia

Bogotá, 8 de julio (Télam).- La Fiscalía de Colombia acusó hoy a 15 militares por sus presuntas responsabilidades en el asesinato, en el 2005, de 5 campesinos a los que después presentaron como paramilitares, una mecánica que los uniformados usaron habitualmente para simular combates con guerrilleros.
La imputación estuvo a cargo de un fiscal de la Unidad de Derechos Humanos y recayó sobre un teniente del Ejército y 14 soldados profesionales.
Todos son acusados por los delitos de homicidio en persona protegida múltiple, en concurso con desaparición forzada, falsedad ideológica en documento público, fraude procesal, tortura, porte ilegal de armas y concierto para delinquir, reportó la agencia Prensa Latina. Los hechos ocurrieron el 25 de mayo de 2005 en una zona rural del departamento de Casanare, cuando tropas del Batallón de Infantería IV Ramón Nonato Pérez informaron sobre un presunto choque armado, al término del cual los militares señalaron que los 5 supuestos “paramilitares” tenían un fusil, una pistola y nueve granadas M26. La Fiscalía logró establecer que no existió tal enfrentamiento armado, que las víctimas eran campesinos y que las armas reportadas fueron puestas por los agresores.
De acuerdo con los testimonios, las víctimas fueron retenidas por los uniformados, que los obligaron a vestir prendas de uso militar y las condujeron al lugar donde fueron ultimadas.
En la actualidad, la Fiscalía lleva al menos 1200 investigaciones por denuncias de ejecuciones extrajudiciales de unas 2300 personas a manos de militares en los últimos años, en casos que la prensa llamó “falsos positivos”.
En general, el Ejército usó esa mecánica para inventar combates con supuestos guierrilleros, en busca de lograr francos, premios o más días de descanso.
En su momento, las denuncias involucraron al ahora presidente Juan Manuel Santos, ex ministro de Defensa durante la administración de Álvaro Uribe.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico