Acusan a una chica de 18 años por probable venta de drogas

Claudia Vargas, de 18 años, tendrá que responder ante la Justicia Federal porque fue detenida en un departamento donde había más de medio kilo de marihuana y 23 gramos de cocaína. La chica fue capturada durante los allanamientos del viernes en el complejo habitacional de las 1008 Viviendas. Durante las requisas la policía también cree haber hallado la punta del ovillo para esclarecer un reciente asesinato.

La Justicia Federal dictaminó ayer que Claudia Vargas, de 18 años, quede incomunicada hasta que, posiblemente mañana, preste declaración para tratar de explicar porqué en el departamento que ocupa –y que en realidad sería de su hermano- había 564 gramos de marihuana y 23 gramos de cocaína.
Lo que se presume es que tal vez no sea la chica sino otros ocupantes de la vivienda los que se dedican a la comercialización de narcóticos como modo de vida.
Vargas fue la  única capturada en los allanamientos que se realizaron desde el mediodía del viernes en los edificios 50, 64 y 70 del complejo habitacional de las 1008 Viviendas del barrio 30 de Octubre.
La joven permanece detenida en uno de los calabozos de la Comisaría Quinta –que estuvo a cargo del operativo que incluyó a varias seccionales y brigadas especiales- a la espera de la disposición de la Justicia.
En las requisas que efectuó la policía también se encontraron más de 50 balas de calibre 9 milímetros.
Desde las últimas horas del viernes y la madrugada de ayer los efectivos volvieron a hacerse presentes en el lugar en gran cantidad. Pero de acuerdo a lo que se informó oficialmente, solamente fue para corroborar que reinaba la calma en el sector que tuvo su pico máximo de conflicto el miércoles cuando un grupo de policías fue atacado con piedras y con perros de gran porte mientras trataban de detener a Adrián Lijo.
Precisamente, los allanamientos del viernes tenían como propósito dar con esta persona.
Aunque los resultados fueron negativos, los agentes de la Seccional Quinta buscaban ayer nuevos datos para poder dar con el paradero de quien, ayudado por unas 30 personas, logró evadirse aún con las esposas puestas.
La demora de la Justicia en otorgar el permiso para revisar el lugar de manera inmediata provocó el rechazo general y un cruce tenso entre el Poder Ejecutivo y el Judicial del que participaron hasta el ministro de Gobierno, Máximo Pérez Catán, y el jefe de la policía provincial, comisario Juan Ale.

TRAS LOS PASOS DE UN HOMICIDIO
En las 1008 Viviendas el año se inició el año de manera violenta. El sábado 5 en una de las calles internas que une los sectores 7 y 8 apareció tirado boca abajo, Javier Romero, de 32 años.
El hombre fue asesinado de un balazo en la espalda que le tocó órganos vitales.
Como llevaba 400 pesos en su billetera, desde  el principio se descartó que la motivación haya sido el robo. Entonces se observó que la víctima llevaba una camiseta con los colores del Club Jorge Newbery. En las 1008 la afición mayoritaria responde al rival de este equipo: Huracán. Es por eso que la principal hipótesis es que la muerte de Romero haya tenido esta razón absurda.
En la investigación que realizaba la policía se encontraron con testigos que aseveraron que en momentos en que apareció el cuerpo había un hombre que salió corriendo vistiendo también una camiseta de un equipo de fútbol (que no es de ninguna de los clubes locales).
Justamente en el operativo del viernes se encontró en uno de los departamentos la prenda en cuestión, por lo que no se descarta que en las próximas horas exista alguna detención.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico