Adolescentes rescatan a cinco niños de una vivienda en llamas

Una vivienda del barrio 17 de Octubre de esta ciudad fue parcialmente destruida por un incendio que se declaró en la madrugada de ayer y a pesar de las cuantiosas pérdidas materiales, merece destacarse la decidida acción de un grupo de adolescentes que rescató a varios niños que se encontraban en el interior.

Caleta Olivia (agencia)

En el inmueble, con paredes de mampostería e identificado con el  Nº 111 de un grupo de 128 viviendas, se hallaban Jésica Santoro junto a sus hijos de 4, 5, 11, 13 y 14 años, quienes alrededor de las 4 comenzaron a sofocarse por el intenso humo que se expandía desde una de las habitaciones.
Al escuchar los gritos, Brian Luna, de 16; Alberto Ostnchiski, de 17, y Daniel Pérez, de 18, quienes residen en las inmediaciones, corrieron para ayudar, ingresando en la vivienda que ya se encontraba en llamas  para rescatar a los niños, arriesgando su propia vida.
Según relataron otros adolescentes que estaban en el lugar a Diario Patagónico, al parecer uno de los niños más pequeños habría estado jugando con un encendedor, originando el fuego que se propagó rápidamente.
Además, las vecinas aseguraron que los bomberos tardaron casi 40 minutos en llegar y que la autobomba prácticamente no tenía agua, por lo que debieron pedir otra que también tardó en llegar.
En ese sentido dijeron que cada vez que requieren la presencia de la policía o del cuerpo bomberil, los mismos demoran mucho tiempo y además, debido a lo alejado que está el barrio del casco céntrico, la señal de telefonía celular es muy débil.
A todo esto, cabe mencionar que a pesar de la magnitud del siniestro ninguno de los integrantes de la familia sufrió quemaduras.

GESTO SOLIDARIO
Santoro, aún conmocionada por el hecho, entre sollozos relató que “tuve que separar a mis hijos para dejarlos en distintos lugares; algunos se fueron con su papá y otros están en la casa de una vecina. Perdí todo en el incendio, no me quedó casi nada”.
Los vecinos continuaron prestando su ayuda a la familia damnificada en la mañana de ayer, retirando del interior de la vivienda los muebles y artefactos, la mayor parte de ellos alcanzados por el fuego.
La heladera, un plasma, sillas, muebles de los dormitorios, ropa, frazada y colchones, son algunos de los elementos que quedaron destruidos por el fuego.
Por ello, apelan a la solidaridad de los vecinos que puedan colaborar con ropa, muebles y electrodomésticos que ya no utilicen. El número de contacto para quienes deseen ayudar es el 4830493.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico