Advierten sobre los perjuicios del mal uso del aire acondicionado

El mal uso del aire acondicionada en ambientes cerrados, pueden ocasionar daños en la salud, debido a los virus y bacterias que circulan en el ambiente, y que con los cambios bruscos de temperatura pueden afectar al organismo.

Especialistas en neumonología alertaron sobre los daños que puede ocasionar mal uso del aire acondicionado, en ambientes cerrados con los equipos a menos de 24 grados y con sus filtros sucios pueden ser “una mala combinación" para la salud.

Puede empeorar síntomas en personas con enfermedades respiratorias preexistentes y desencadenar también: resfríos, bronquitis, laringitis, faringitis, sinusitis u otitis en personas con bajas defensas, niños y adultos mayores".

"El aire acondicionado no produce enfermedades de por sí, las enfermedades las provocan los virus o bacterias que circulan en el ambiente, pero mucho frío o los cambios de bruscos de temperatura pueden favorecer que éstos afecten al organismo", detalló –a Télam-Ana Balanzat, médica pediatra neumonóloga y jefa del Departamento Pediatría del Hospital de Clínicas.

Este riesgo se puede ver acrecentado por la falta de ventilación en lugares cerrados o por la falta de limpieza de los filtros de estos aparatos, que acumulan partículas alergénicas como polen, polvo doméstico y ácaros.

"La falta de ventilación se ve especialmente en casas con aire acondicionado central y en las oficinas en las que las ventanas no se abren, lo mismo que en los ómnibus de pasajeros de larga distancia. Si allí dentro hay personas con infección respiratoria, la posibilidad de contagio aumenta porque es el mismo aire que va recirculando", dijo.

Por su parte, el coordinador de la Sección de Enfermedades Obstructivas de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, Sebastián Wustten, indicó que es importante apagar cada cierto tiempo el aire acondicionado o cambiar a la funciones de ventilación, para poder abrir las ventanas y que ingrese aire nuevo y húmedo. 

Finalmente explicó que en personas con problemas preexistentes, como rinitis o enfermedades obstructivas de las vías aéreas "el aire frío tiende a empeorar" sus cuadros y "entonces una persona asmática puede precipitar síntomas y broncoespasmos. Y en las personas sanas, tiende a ser irritante de la vías respiratorias; el organismo se defiende y aparecen estos síntomas de enfermedades como resfríos, faringingitis o laringitis".



Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico