Afirman que es “reducido” el impacto de la volatilidad externa

Buenos Aires (Télam)
El impacto de la mayor volatilidad financiera internacional sobre la economía real de la Argentina «es reducido» en el corto plazo, afirmó ayer la consultora Ecolatina.
Según la entidad, «no hay signos de mayor deterioro en el sector financiero doméstico», cuya injerencia sobre la actividad productiva, por otra parte, «es menor que en otros países».
En este contexto, destacó Ecolatina, el Banco Central introdujo «un importante giro en su política de los últimos meses», ya que pasó de comprar dólares excedentes -para sostener el tipo de cambio alto- y esterilizar pesos, a vender dólares e inyectar liquidez para bajar las tasas del sistema financiero. La consultora consideró, sin embargo, que «la mayor incertidumbre puede relentizar el consumo de bienes durables y encarecer el financiamiento de créditos no productivos».
Ecolatina advirtió en su informe semanal que «si el contexto internacional se mantiene, habrá costos, en particular ligados a la manera de cancelar los futuros vencimientos de deuda».
La entidad destacó que «en los últimos días la única puerta a capitales externos fue Venezuela, pero esto no alcanza para el año que viene, y tampoco constituye un prestamista confiable en tiempos de gran turbulencia».
Asimismo, agregó, «tasas de interés de largo plazo más elevadas afectarán la inversión cuando las empresas tienen una menor capacidad de autofinanciamiento y mayor necesidad de crédito bancario».
Para la entidad, «la discusión de fondo» en el mercado internacional es «si el ajuste responde sólo a una crisis de liquidez, o si el impacto es más profundo y compromete la solvencia».
En el primer caso, con una política de shock de la Reserva Federal de Estados Unidos, «la situación debería encarrilarse en pocos meses y el impacto sobre el crecimiento global sería reducido», señaló la consultora.
Por el contrario, agregó, «si la crisis es de solvencia, la política monetaria es insuficiente, el horizonte de recuperación se extiende a años y el impacto sobre la actividad económica se vuelve significativo».
El informe alertó que «aún no hay evidencias para descartar uno u otro escenario» y sostuvo que «hacia adelante los indicadores verdaderamente relevantes a monitorear son los que reflejan la respuesta del sector real norteamericano».
Ecolatina añadió que «los mercados emergentes no resultan ajenos a este contexto ante un importante giro hacia activos menos riesgosos».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico