AGOMU pronostica “año difícil” para la actividad pesquera en Santa Cruz

La Asociación Gremial de Obreros Marítimos Unidos (AGOMU), que tiene mayor cantidad de afiliados en torno al Puerto Caleta Paula, realizó diversos planteos de cara a lo que será, según sus integrantes, "un año complicado", por los enfrentamientos entre sindicatos, y por la situación socio-económica derivada del conflicto del año pasado en Puerto Deseado.

Caleta Olivia (Agencia)
La actividad laboral portuaria y pesquera de Santa Cruz está subsidiada por el Gobierno provincial luego de la crisis económica y social que se generó a partir del 18 de julio.
Esa fecha quedará en la memoria de los que se dedican a la actividad porque fue cuando se incendiaron las plantas pesqueras de Puerto Deseado.
A partir de allí, se resintió la actividad, por lo que el Estado santacruceño intervino para contener socialmente a los estibadores y operarios de planta, entregando subsidios desde octubre de 2007 y continuando con esto hasta marzo de este año, que es cuando comenzará una nueva zafra pesquera.
Según el delegado de la AGOMU en Caleta, Ricardo Cardozo, «después de aquellos incendios, el marinero fue el más afectado, porque los subsidios fueron emergentes, y no lo que suelen darse por la falta de pescado».
Calcula que, en total, el gobierno aportará 5 millones de pesos en esos subsidios para «aproximadamente 600 fileteros y 90 estibadores de Caleta Olivia» y que, para Deseado, esa cifra se «triplicará o cuadruplicará» porque hay mayor cantidad de trabajadores allí. «Por ejemplo, hay 140 estibadores», dijo.
Cardozo, en realidad, está en desacuerdo con que se den subsidios a los trabajadores de Deseado que participaron de la quema de sus lugares de trabajo.
Y aún más, mostró disconformidad con que la Provincia «subvencione la Fiesta del Marinero (que se realizará en Deseado este fin de semana), organizada por la Agrupación de Marineros Santacruceños (AMS)».
Es que, según este gremialista, en aquella Agrupación están Daniel Medina y Ricardo Soto, a quienes calificó como «sinvergüenzas porque participaron de los ataques a las plantas. Además, ¿qué festejan?», se preguntó Cardozo, «¿el haber quitado la fuente laboral que tenían en el 2007?».

CAJA DE PANDORA
También intervinieron con expresiones el secretario gremial de la AGOMU, Néstor Conrado Ceballos, y otro integrante de la comisión, Darío Bordón.
Los tres explicaron la intrincada situación sindical de esta actividad en la zona norte santacruceña.
Por un lado, apuntan que la AMS, que se formó durante el conflicto en Deseado, escindiéndose del SOMU (sindicato a nivel nacional), ahora sufrió una fractura, «puesto que Gustavo Donato, que participó de la quema, y Carlos Ramos volvieron al SOMU Deseado como nuevos delegados normalizadores», por lo que quedaron «enfrentados a Daniel Medina y Ricardo Soto, que siguen en la AMS».
Asimismo, la AGOMU -con mayor influencia en el puerto Caleta Paula- está enfrentada tanto al SOMU como a la AMS deseadense.
«El SOMU hará todo lo posible para que desaparezcan la AGOMU y la AMS», dijo Cardozo en una suerte de anticipo de lo que será el enfrentamiento para este año.

CONTRATACIONES
Ceballos, a su vez, también quiso hablar del CUGEMARA (Centro Unico de Contrataciones de Gente de Mar de la Argentina), al calificarlo como «un mamarracho».
Según explicó el marinero, este Centro tiene sede en Buenos Aires; se dedica a confeccionar listas de trabajadores pesqueros y portuarios de todo el país, en donde interviene el SOMU nacional y los empresarios, bajo la inspección de Prefectura Naval.
La preocupación de Ceballos proviene de que, a través del CUGEMARA, «los empresarios harán lo que quieran, y decidirán en qué localidad trabajarán los operarios inscriptos».
«Eso es discriminatorio para los patagónicos y además viola la libertad constitucional de trabajo», agregó.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico