Agustín Canapino ganó una carrera con mucha emoción

El piloto arrecifeño, con Chevrolet Cruze, se impuso en la segunda fecha del campeonato que se corrió en Buenos Aires. El podio lo completaron Facundo Ardusso y Julián Santero.

El arrecifeño Agustín Canapino, con Chevrolet Cruze, ganó este domingo la segunda fecha del Super TC2000, en una vibrante lucha que mantuvo hasta el final con el santafesino Facundo Ardusso (Honda Civic) y el mendocino Julián Santero (Toyota), segundo y tercero respectivamente, en el autódromo porteño Oscar y Juan Gálvez.

Al cabo de los 40 minutos de la final, más una vuelta al trazado N° 9 de 3.337 metros, Canapino festejó una victoria que lo acomodó en el tercer puesto de la clasificación general con 31 puntos, detrás del tandilense Leonel Pernía (39) y Santero (34).

Pernía (Renault Fluence) fue cuarto y detrás suyo llegaron el mendocino de San Martín, Bernardo Llaver (Cruze), el quilmeño Tomás Fineschi (Peugeot 408), el campanense Matías Milla (Fluence), el cordobés de Almafuerte, Marcelo Ciarrocchi (Citroën C4), el de Capitán Bermúdez, Fabián Yannantuoni (Honda), y el porteño Franco Vivian (Toyota).

El pinamarense Jorge Barrio se adjudicó la final de la categoría Fórmula Renault 2.0, de la que es su titular. Completaron el podio el cordobés Isidoro Vezzaro y el pampeano Nicolás Suárez.

La tercera fecha del Súper TC 2000 se llevará a cabo el 11 de abril en el autódromo Oscar Cabalén de Alta Gracia, Córdoba.

……………..

Panorama – 29 vueltas

1° Agustín Canapino Chevrolet Cruze 42’40”369/1000

2° Facundo Ardusso Honda Civic a 2’078/1000

3° Julián Santero Toyota Corolla a 2’560/1000

4° Leonel Pernía Renault Fluence a 4’742/1000

5° Bernardo Llaver Chevrolet Cruze a 5’885/1000

6° Tomás Fineschi Renault Fluence a 6’258/1000

7° Matías Milla Renault Fluence a 6’895/1000

8° Marcelo Ciarrocchi Citroën C4 a 9’369/1000

9° Fabián Yannantuoni Honda Civic a 10’421/1000

10° Franco Vivian Toyota Corolla a 11’213/1000

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico