Al final, Carpintero se favoreció con el juicio oral y público

El exsecretario privado de Mario Das Neves cumplirá la misma pena que impulsaba el fiscal Marcos Nápoli al promover el fallido juicio abreviado y si la sentencia queda firme, se ahorrará unos millones en la multa de bienes que devolverá al Estado.

Este viernes se conocieron las penas pedidas por los fiscales Marcos Nápoli y Gustavo Núñez para los imputados en la causa Revelación, conocida en mayo de 2018 y por la que finalmente llegaron a juicio varios ex altos funcionarios del último gobierno de Mario Das Neves y un empresario de la construcción. Puntualmente, se acusaba a los primeros de recibir coimas para agilizar trámites que favorecían a particulares.

Una vez conocidos los pedidos de penas, quedó claro que los que llevarían la peor parte –de quedar firme las condenas- son los exministros Víctor Cisterna, Diego Correa y Alejandro Pagani, dado que serían los únicos que tendrían que cumplir prisión efectiva por ser considerados parte de una “asociación ilícita”.

En cambio, Gonzalo Carpintero –exsecretario privado de Das Neves- solo fue condenado a tres años de prisión ya que no se le probó ser parte de la asociación ilícita, sino que lo suyo fue enriquecerse ilegalmente. Su condena, además de ser excarcelable, ya la cumplió. Claro que también debería devolver patrimonio privado al Estado provincial, pero menos de lo que en su momento propuso la Fiscalía al pedirle un juicio abreviado que tanta polémica generó en agosto del año pasado.

Carpintero fue hallado culpable del delito de enriquecimiento ilícito de funcionario público en calidad de autor, por los hechos investigados y ocurridos entre los meses de diciembre de 2004 y noviembre de 2017, en perjuicio de las Administraciones Públicas de la Provincia de Chubut y de la Municipalidad de Trelew. Los investigadores pidieron la pena de tres años de prisión de efectivo cumplimiento, inhabilitación absoluta para ejercer cargos públicos. Además, el Ministerio Público solicitó que se le imponga una multa de $12.468.592 y se decomise el bien ubicado en calle Pablo Neruda 3795 del barrio de Bonorino de Trelew, cotizado en casi 50 millones de pesos, que pasará a dominio del Estado ni bien la sentencia adquiera autoridad de cosa juzgada.

LO QUE VA DE AYER A HOY

Hace ocho meses, Carpintero proponía ceder al Estado una vivienda, un lote y una camioneta valuados en 70 millones de pesos, además de aceptar una inhabilitación perpetua a ejercer cargos públicos y una pena de 3 años de prisión efectiva. No era necesario entonces llevarlo a juicio para que quedara claro que utilizó la función pública para quedarse con plata que era de todos los chubutenses.

No obstante, aquel acuerdo alcanzado con el fiscal Nápoli no fue homologado por el juez Sergio Piñeda, en medio de una presión mediático-judicial que reclamaba el juicio oral y público también para este ex “joven brillante” del séquito de quien fuera tres veces gobernador de Chubut. Es que había una coincidencia casi unánime en que si el Ministerio Público Fiscal orientaba la investigación, podría demostrar que Carpintero también formaba parte de la asociación ilícita –de hecho admitió percibir sobresueldos- y condenarlo entonces a una pena mayor que la finalmente solicitada este viernes.

“En Estados Unidos estas causas se resuelven así. Leí hace poco un informe en el que solo el 3 por ciento llega a juicio”, justificaba el fiscal Nápoli, aclarando que para realizar una investigación a fondo en causas complejas como ésta se requerían de medios que en Chubut se carecen.

“Necesitamos más recursos para investigar porque hay que llegar a cuentas offshore que no está a nuestro alcance. Hacen falta policías de investigación a los que se les pague en tiempo y forma; insumos; más fiscales. La Procuración recibe fondos apenas para pagar lo mínimo. Nosotros hemos ido a Buenos Aires y pagamos los viáticos de nuestro bolsillo”, señalaba Nápoli en declaraciones publicadas por El Patagónico.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico