Alemania insta a no olvidar los horrores del Holocausto

“No hay identidad alemana alguna sin Auschwitz”, afirmó el presidente alemán, Joachim Gauck, al cumplirse siete décadas de la liberación del mayor campo de exterminio de la Segunda Guerra Mundial.

El presidente federal de Alemania, Joachim Gauck, exhortó ayer al pueblo germano a no perder la memoria de los horrores del Holocausto, durante un acto en el Parlamento en recuerdo del 70° aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz.

“No hay identidad alemana alguna sin Auschwitz”, afirmó ante los diputados reunidos en el Bundestag berlinés, luego de guardar un minuto de silencio al inicio de la sesión parlamentaria.

Los observadores de la política alemana señalaron que las palabras de Gauck fueron una respuesta a una reciente encuesta, en la que un 81 por ciento de los ciudadanos del país no quieren saber más nada del tema del Holocausto.

Según una encuesta de la Fundación Bertelsmann publicada por el dominical “Bild am Sonntag”, uno de cada dos encuestados de entre 40 y 49 años quiere cerrar el capítulo, mientras que en el grupo de los mayores de 60 años son un 61 por ciento los que no quieren hablar más del tema.

En ese marco, el jefe del Estado alemán puntualizó que “el recuerdo del Holocausto sigue siendo una cosa de todos los ciudadanos que viven en Alemania, pertenece a la historia de este país”, agregó.

Gauck indicó también que gracias al recuerdo se puede extraer la obligación de “proteger y velar por la humanidad, proteger y velar por los derechos de todas las personas”, informó la agencia de noticias EFE.

El cansancio alemán con la cuestión de los campos de la muerte se da en una Europa comunitaria donde rebrotan partidos y tendencias neonazis y que, en medio de una confrontación con la Federación Rusa (heredera de la URSS), busca negar que fueron liberados por tropas de Moscú.

Para justificar la no invitación al presidente ruso, Vladimir Putin, a la conmemoración, el ministro de relaciones exteriores polaco, Grzegorz Schtenya, atribuyó a “los ucranianos” la apertura de los siniestros portones, sardónicamente presididos por la leyenda “El trabajo libera”.

Mientras, el papa Francisco afirmó ayer que el recuerdo del horror del campo de exterminio de Auschwitz apela a “un futuro de respeto, de paz y de encuentro entre los pueblos”.

“Auschwitz es un grito de dolor que, en ese gran sufrimiento, está pidiendo un futuro de respeto, de paz y de encuentro entre los pueblos”, dijo el Pontífice en un mensaje publicado en su perfil oficial de la red social de Twitter.

El obispo de Roma recordó así a las víctimas del que quizás fue uno de los centros de exterminio más importantes del Holocausto nazi, pues en él fueron asesinadas más de un millón de personas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico