Allanan calabozos de la Séptima por las torturas que denunció una mujer

Además del allanamiento a la vivienda del barrio Máximo Abásolo donde la mujer relató que fue secuestrada y torturada, se efectuaron requisas en los calabozos de la Seccional Séptima donde la expareja de la víctima se encuentra cumpliendo una condena. Fue en la búsqueda de teléfonos. Es que la joven describió en su denuncia que su exnovio se comunicó por celular con los victimarios para ordenarles que la golpearan y asesinaran.

Personal policial secuestró para su peritaje el teléfono que los detenidos tienen en el pabellón de reos de la Seccional Séptima. Buscarán verificar si la expareja de la mujer golpeada y abusada se comunicó por teléfono con alguien en el momento en que ella permaneció privada de su libertad.

La policía de Comodoro Rivadavia avanza así en determinar quiénes fueron los responsables de la salvaje agresión sufrida por M.S. Según su denuncia, además de efectuarle cortes en el cuerpo, fue golpeada y víctima de abusos sexuales mientras la mantenían secuestrada.

Mientras estuvo internada en el Hospital Regional, la joven denunció ante policías de la Comisaría de la Mujer que uno de los que habría dado órdenes para que la torturaran y la sometieran sexualmente fue su expareja, quien se encuentra detenido en la Seccional Séptima.

Por esa razón, además de allanar el domicilio donde la víctima dijo que fue retenida contra su voluntad, la policía allanó el pabellón de la comisaría del Abásolo.

En la vivienda donde habría ocurrido el violento caso se peritó la ducha, y también se buscaron prendas de vestir con manchas de sangre.

En el caso de la requisa en la comisaría, el teléfono que tienen los presos de la Séptima –para comunicarse con sus familias en el contexto de pandemia- fue secuestrado y se procederá en las próximas horas a su apertura y análisis para determinar si la expareja de la víctima se comunicó con alguien en el momento de la agresión y qué tipo de mensajes realizó.

Hasta el momento no se produjeron detenciones. En el caso intervienen la Brigada Policial de Investigaciones y el Ministerio Público Fiscal.

La víctima recibió 18 puntos de sutura en la cabeza y rostro y ya fue dada de alta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico