Allanaron propiedades del árbitro Pablo Lunati

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), lo acusa de evasión tributaria y lavado de dinero. Son siete el total de los inmuebles que fueron allanados.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) allanó en el día de hoy, siete propiedades del árbitro internacional Pablo Lunati por "evasión tributaria y lavado de dinero". El perjuicio fiscal se acerca a los 2 millones de pesos.

Los procedimientos, todos en la provincia de Buenos Aires, se realizaron en los siguientes domicilios: Padre Silberman 1351 (Santos Lugares); San Martín 2598, Urquiza 4695 y Moreno 4609 (Caseros); Mitre 3601 y Mitre 3785 (San Martín) y Pablo Giorello 867 (Saenz Peña).

Sin embargo, en declaraciones periodísticas, el involucrado se desligó "no tengo siete propiedades. No trabajaría de árbitro si las tuviera. Tengo una casa que la fui pagando con un crédito hipotecario".

Con una nota dirigida al presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, la AFIP le había comunicado que le inició a Lunati "acciones de verificación y fiscalización" por "una conducta fiscal irregular" e "incompatible con las declaraciones juradas presentadas", informó el portal digital MinutoUno.

El ente nacional informó que se generó "un Reporte de Operaciones Sospechosas ante la Unidad de Información Financiera (UIF) y la presentación de una acción judicial por evasión tributaria y lavado de dinero".

En 2009, Lunati ya había sido acusado por el entonces presidente del Colegio de Árbitros de Mendoza, Pedro Castellino, por su nivel adquisitivo. "Tiene un auto de 80 mil dólares. El arbitraje no da para eso. Cuando se habla mucho hay que investigar. Este chico tiene locuras y cosas que no condicen con lo que es el arbitraje", había manifestado.

A pesar de que debió responder una gran cantidad de cartas documentos tras la acusación, Castellino volvió a la carga contra el verborrágico árbitro de primera división. "Lo de ser famoso le permite tener mayores ventas en otros negocios pero no creo que sea para tanto. No creo que un árbitro pueda llegar a lograr tanto", sostuvo en "El Oro y el Moro" por Radio 10.

Luego agregó que "ir a un dirigir en BMW descapotado que vale 80 mil dólares es subestimar a los mismo colegas".

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico