Alternativas accesibles de temporada baja en Brasil

Con más de 100 vuelos semanales entre ambos países y un amplio el abanico de opciones de descanso para familia y grupos con presupuestos diversos, el Instituto Brasilero de Turismo (Embratur) invita a los viajeros argentinos a aprovechar la temporada baja para una escapada a diferentes destinos del vecino país.

“Hoy en día tenemos vuelos regulares desde Argentina a 15 ciudades, pero esa oferta se ampliará en el corto plazo con la llegada de nuevas empresas low cost este año”, dijo el presidente de Embratur, Gilson Machado Neto, a través de un comunicado.

El funcionario agregó que esa ampliación es producto de “las facilidades que el gobierno ofrece para invertir en el sector aerocomercial, y eso se reflejará en mayor competencia de precios”.

Entre los destinos que los argentinos pueden aprovechar para hacerse una escapada de descanso, desde Brasil destacan Ceará, conocida como la meca de los parques acuáticos y la “Tierra del Sol”.

El estado de Ceará (ubicado al Noreste de Brasil) ofrece un clima siempre cálido, especialmente entre agosto y diciembre, lo que lo posiciona como un enclave perfecto para las actividades recreativas al aire libre.

Ubicado en la ciudad de Aquiraz, a 30 kilómetros de Fortaleza, capital del estado, el parque acuático Beach Park ocupa 35.000 metros cuadrados de superficie con juegos para todos los gustos y edades: desde toboganes con altura de vértigo a Kids Club para los más chicos y spa para los adultos que quieren aprovechar los días libres.

A pocos kilómetros de Beach Park, Ytacaranha es un complejo más sencillo y accesible de unos 20 mil metros cuadrados y a 30 metros del mar, con toboganes, castillos, juegos acuáticos, barcos piratas, piscinas y otras atracciones.

Y para quienes quieren combinar playa con parque acuático está el Itapariká, ubicado en la Praia do Futuro, una de las más céntricas de Fortaleza, la capital del estado.

En tanto, Goiás -ciudad a 280 kilómetros de Brasilia- es un punto de atracción turística por sus complejos de aguas termales, contemporáneos, de público diverso y con una oferta de hotelería muy amplia.

El municipio de Caldas Novas, ubicado al sur de la ciudad, es parte del mayor parque hidrotermal del mundo, donde por un fenómeno geológico, el agua de lluvia se filtra en la tierra a más de 2.000 metros de profundidad, y debido a la alta presión, vuelve a burbujeante a la superficie.

Caldas Novas posee el mayor parque hotelero de la región Centro-Oeste de Brasil, y muchos hoteles tienen sus propios parques acuáticos termales, aunque existen aguas termales abiertas al público en general.

Todavía más cerca de la Argentina y a 240 kilómetros de la ciudad de Sao Paulo, Brotas ofrece acceso a 13 cascadas, estancias y comida de campo, y se ha convertido en un destino ideal para el turismo aventura.

Tirolesa, arborismo, escalada y baños en ríos cristalinos, pero por sobre todo, el rafting se erigió desde la década de 1990 como uno de los preferidos por sus practicantes atraídos por sus ríos correntosos y el buen clima de sierra.

La ciudad de Brotas vive del ecoturismo y por eso la normativa es estricta en relación al manejo de los residuos y el acceso al río Jacaré Pepira, el mayor de la región y el más preservado.

La ciudad es pequeña, con sólo 40 posadas de diversas categorías y precios, pero las rutas están en buenas condiciones de asfaltado y señalización

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico