Amenaza de bomba en la ex ESMA

Creen que la intimidación está vinculada al inicio del juicio por Plan Cóndor

El subsecretario de Derechos Humanos, Luis Alén, confirmó que ayer recibieron amenazas de bomba la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, en el centro porteño, y el Archivo Nacional de la Memoria, en el predio de la ex ESMA.
“En los dos casos las amenazas se concretaron alrededor del mediodía mediante llamadas telefónicas realizadas en nombre de un autodenominado ‘Comando Patriótico’ para exigir la finalización de los juicios a los genocidas”, dijo.
El subsecretario de Derechos Humanos afirmó que “no hay vuelta atrás” con el enjuiciamiento a los represores del terrorismo de estado y subrayó que “se advierte un respaldo masivo a las políticas de Memoria, Verdad y Justicia impulsadas por los presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner”.
“No es casual que estas amenazas coincidan con la nueva etapa en los juicios por crímenes de lesa humanidad, como el que comienza mañana del Plan Cóndor, la articulación (represiva) de las dictaduras del Cono Sur” durante los años ‘70 y ‘80, añadió.
Funcionarios y empleados de los dos organismos dependientes del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos aguardaban que especialistas de la Policía Federal completaran su tarea en ambos edificios para ingresar a los mismos, después de un desalojo preventivo ordenado por sus autoridades.
Tras la denuncia de las amenazas de bomba, los expertos inspeccionaban a primera hora de esta tarde las sedes de la Secretaría de Derechos Humanos, en 25 de Mayo 544, y del Archivo Nacional de la Memoria, en Av. del Libertador 8151.

REPUDIO
La Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires expresó hoy su “más enérgico repudio” a las amenazas de bomba efectuadas sobre la ex ESMA y sobre la secretaría de Derechos Humanos de la Nación.
En un comunicado, el área conducida por Guido Carlotto expresó que “ni desde los ámbitos institucionales ni desde las organizaciones militantes que acompañan la política de Memoria, Verdad y Justicia, se va a cejar en el esfuerzo para que los responsables militares y civiles, y sus cómplices, reciban el castigo que estipula la justicia”.
“Estas expresiones deleznables provienen de grupúsculos extemporáneos, que no poseen otro anclaje que no sea el odio residual que persiste en ellos”, se afirmó.
Además, desde la Secretaría se indicó que “entendemos que la continuidad y profundización no se debe a un capricho partidario, sino que responde al mandato que emerge de la sociedad argentina, en la cual los valores que habitan en la política de Memoria, Verdad y Justicia se han hecho carne indiscutiblemente”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico