Amenazó y le robó la pistola a su exmujer policía

Un peón rural de Lago Blanco que fue acusado por robo, amenazas y lesiones contra su expareja integrante de la fuerza policial, fue declarado en rebeldía por no asistir a la audiencia de juicio abreviado que convinieron celebrar las partes. El juez ordenó su detención y lo mandó a buscar a una estancia de Santa Cruz donde se encuentra trabajando.

A pedido de la fiscal general de Sarmiento, Laura Castagno, el juez Daniel Pérez declaró la rebeldía y ordenó la detención de Cesar Celestino Núñez (37), imputado como autor de los delitos de robo, lesiones y amenazas agravadas por haber sido cometidas en un contexto de violencia familiar.

Fue ayer durante la frustrada audiencia de juicio abreviado. El acusado debía presentarse en la Comisaría de Sarmiento para firmar el acuerdo y reconocer ante el juez su responsabilidad en los hechos que se le imputaron. En su representación actuó el abogado de la Defensa Pública, Marcelo Catalano, quien no se opuso al pedido de la fiscal sobre el dictado de la rebeldía de Núñez.

En este marco, señaló que el objetivo es que el imputado se presente en la Comisaría de Koluel Kaike para participar vía telefónica del acto judicial, puesto que se encuentra trabajando en una estancia de la zona, a lo cual el juez hizo lugar y ordenó que se libren oficios a la comisaría de esa localidad a los fines de que el personal policial detenga a Núñez y se pueda llevar adelante la audiencia de juicio abreviado.

LE ROBO LA PISTOLA

Según detalló la fiscal en la audiencia, el primero de los casos investigados por el Ministerio Público Fiscal se registró el 26 de marzo de 2016, a las 19:30, en la localidad de Lago Blanco. En esa ocasión, la víctima se encontraba prestando servicios en la comisaría del pueblo.

Aquella tarde, la mujer transitaba por la avenida principal junto a su sobrina y cuando se acercaban el edificio de la comuna advirtió la presencia de su expareja, Cesar Núñez.

En este sentido, la investigadora indicó que el imputado saltó un paredón, cruzó la calle y se acercó para insultarla y amenazarla con prenderle fuego la camioneta y matarla.

Asimismo, se supo que la víctima escapó corriendo del lugar pero fue alcanzada por Núñez.

En este contexto, se produjo un forcejeo entre el acusado y la mujer, ocasión en la que Núñez logró quitarle el arma reglamentaria que ella tenía entre sus manos.

Como consecuencia de esa acción, la víctima resultó con lesiones en diversas partes de su cuerpo. En tanto, el acusado escapó del lugar llevándose el arma de fuego.

La Fiscalía imputó a Núñez en una segunda causa y esa vez fue por el delito de amenazas y lesiones leves. Esta situación ocurrió cuando una sobrina de la víctima intentó interceder en defensa de su tía.

A todo esto, Núñez fue imputado por robo de arma de fuego, en concurso ideal con amenazas agravadas por el uso de arma de fuego y lesiones leves, agravadas por haber mantenido una relación de pareja anterior.

Asimismo, se agregó que toda la causa se relaciona directamente con la violencia familiar o violencia contra la mujer por su contexto.

En cuanto al segundo caso, se calificó como lesiones leves en concurso real con amenazas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico