Analizan realizar sobrevuelos para encontrar a Alan Henríquez

Luego de las desgarradoras declaraciones de Fabián Henriquez, tío de Alan, integrantes del Aeroclub se pusieron en contacto para unir esfuerzos y ayudar a encontrar el cuerpo del joven que desde el viernes está desaparecido en las costas de “La Cruz de Bahamonde” en Caleta Córdova.

Son momentos de dolor, impotencia y mucha tristeza. La familia de Alan Joaquín Henríquez (18) aún permanece en la costa del sector conocido como "La Cruz de Bahamonde", ubicado a un kilómetro y medio al norte de Caleta Córdova.

Allí, con entereza aguardan novedades. Sin embargo, por el momento todo ha sido en vano y el cuerpo del joven, quien desapareció en la tarde del viernes mientras nadaba en el sector, aún no aparece.

En la tarde de hoy, integrantes del Aeroclub consultaron a elpatagonico.net las vías de contacto con la familia damnificada y mediante las redes sociales manifestaron su voluntad de ayudarlos en la búsqueda.  Luego de un par de horas, confirmaron que esta tarde, a las 19 horas, se reunirán con Prefectura para coordinar acciones.

“Va a haber una reunión entre gente del Aeroclub y gente de Prefectura, para ver de realizar sobrevuelos para observar desde distintas partes, estamos viendo de conseguir un helicóptero para también poder sumar más gente", confirmó a Radio Del Mar Fabián, el tío de Alan.

Asimismo indicó que según uno de los experimentados buzos que ayudan en la búsqueda,  "hay muchas algas y es difícil la visión debajo del agua", lo que dificulta mucho poder encontrar el cuerpo del joven.

"Creo que todo el mundo ha puesto lo que tiene a su alcance, pero yo veo que no hay recursos. Hay una ambulancia del regimiento que no tiene insumos, y la gente de Defensa Civil, que está todo el día con nosotros, se ve que no pueden hacer más de lo que hacen y la burocracia de la Prefectura que no pueden meterse al agua si no tienen permiso", resaltó y comparó que "la semana pasada hicieron un allanamiento en la Municipalidad y ¿cuántos había? Acá no hay más de dos, lo único que conseguimos es un baño químico”.

RASTRILLAJES

Cabe destacar que ayer al mediodía la familia esperaba el reinicio de los rastrillajes, los cuales habían sufrido un parate el sábado a las 19, por razones climáticas y tras la caída del sol. Se esperaba que la búsqueda comenzara a primera hora de la mañana, pero para entonces la familia no sabía con certeza si ello había ocurrido.

Es que nadie se había acercado hasta el lugar para contenerlos o comentarles cómo seguiría la búsqueda. Sólo se podía divisar a los lejos una embarcación donde posiblemente iban los nadadores de rescate de Prefectura. “Para nosotros ver esto es desolador, no te dicen nada, eso te desespera porque si te dicen ‘vamos a hacer esto o aquello’ te quedás un poco más tranquilo", explicó Fabián, tío de Alan, a Diario Patagónico.

TRISTE ESPERA

Anoche, al terminar otro día de búsqueda las autoridades responsables confirmaron que no se produjeron novedades.

Por el momento la familia se quedará en el lugar. Para que sea un poco menos dramática la espera (si es que ello es posible), el Ejército Argentino por gestiones del viceintendente Carlos Linares llegó a la zona con una carpa de campaña, un tanque de agua y una ambulancia, la cual quedó a disposición de la familia ante cualquier emergencia.

Al mediodía también arribó un equipo de psicólogos que se quedó en la zona para asistir a los familiares en caso de que fuera necesario.

También se espera la llegada de un equipo de profesionales de Provincia. Es que en la noche del sábado se comunicaron desde la Subsecretaría de Desarrollo Social con un claro mensaje: "el gobernador puso todo a disposición para lo que necesiten".

Ante todos estos gestos la familia tiene un solo pedido: intensificar la búsqueda por aire y por mar. “En Puerto Madryn se ahogó un pibe y hay seis barcos buscando y un helicóptero. Acá sólo tenemos la lancha de Prefectura, que nos dijeron que es lo único que tienen, y la ayuda del Club Náutico, que estuvieron haciendo apnea", señaló Mario, padre de Alan, agradeciendo a los voluntarios.

"Pedimos por favor que vengan buzos, que traigan un avión o helicóptero y busquen a mi hijo. Que la policía venga y delimite para que la gente no venga al sector y sea todo más complicado", solicitó el hombre, sabiendo que el calor de la jornada podría producir la llegada de bañistas al sector.

Esta era la primera vez que Alan y su familia visitaban el lugar. Sólo alcanzaron a estar 10 minutos cuando se desató la tragedia que pudo haber sido aún peor, ya que alcanzaron a rescatar del agua a un chico de 10 años, y a Franco Peralta (32), quien intentó salvar al niño.

Ahora queda esperar sabiendo que la familia tiene una sola necesidad. “Todos te dicen ¿qué necesitas?’. Yo necesito que saquen el cuerpo de mi sobrino, nada más que eso", expresó el tío de Alan. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico