Anécdotas de consultorio

Por: Dr. Guillermo Pablo Libenson. MN: 36.816 y MP 598.Guillermo_libenson@yahoo.com.ar

 1-Santino de tres años concurrió con su mamá embarazada y la abuela a ver la ecografía de control. Es una nena - comunicó el ecografista- al efectuar el procedimiento técnico que revela su sexo. Tendré dos princesas -exclamó el niño- y simultáneamente tocó el abdomen de su madre para acariciar la beba y con la otra mano el cuerpo de su primera princesa.

2-Blas, berrinchoso e inquieto, le preguntó a su mamá cómo se llaman sus genitales: pene responde su progenitora. Se hizo una pausa en la cual el niño se quedó inmóvil como si faltara algo más a la respuesta, cuando la rapidez del adulto contestó: las mujeres tenemos vagina. Al día siguiente reafirmó en voz alta las nuevas palabras aprendidas sobre la biología humana y expresó: "mi papá tiene pene y mamá hepatalgina".

3-La madre de Ciro de tres años, comentó que viajaron a la Capital Federal en vacaciones de invierno a visitar a los abuelos. El niño, al ver en Buenos Aires la foto del Papa Francisco, expresó: ¡mi doctor Libenson, mi doctor! Y cada vez que vuelve a ver una imagen del pontífice repite con vehemencia: ¡mi doctor, mi doctor!

4-Cuando le hablo a Lautaro de tres meses me responde sonriendo y con lagrimas en los ojos. La mamá pregunta: se emociona ¿no?”

5-Tratamientos caseros:

- ¿Está bien lo que hago doctor? Colocar una gota en la punta del chupete para calmar los cólicos de mi bebé. ¡Por supuesto mamá! Respondo.

- Para los dolores de oído: lana de oveja negra. La indicación va acompañada de una duda: ¿no será sugestión doctor?

- Para los dolores de la dentición: lana de guanaco envolviendo la muñeca.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico