Anécdotas de consultorio

 Por: Dr. Guillermo Pablo Libenson. MN: 36.816 y MP 598.Guillermo_libenson@yahoo.com.ar

1-Una niña de 8 años escribe a su padres separados: “Para mamá quiero la felicidad que siempre tuvo aún sin papá. Para papá, solamente que sonría, que se divierta y que siempre esté con la frente en alto, es lo que siempre quiero”.

2-Marcos, de 9 años habiendo almorzado ya, al pasar por un quiosco se paró y pretendió que la madre le compre un “sanguche”, hizo un berrinche sin éxito porque la madre se mantuvo firme en la negativa: “te ‘olvidastes” las lágrimas en casa le acotó la kiosquera.

3-Uma, de recientes 3 años estuvo en el Lago Puelo de vacaciones, en un complejo de cabañas con pileta. Esta niña inquieta, como su madre, tiene numerosos amigos imaginarios. Viendo salir una señora obesa de la pileta exclamó en voz alta que se oyó en toda la comarca “¡qué gorda!”.

¡Esta nena no tiene filtro, no tiene filtro! dijo su madre.

4- Mamá colocame un cartel en la puerta de mi habitación que diga: “prohibido la entrada a menores de tres años” expresó Ariel de 5 años y medio a su madre embarazada.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico