Antes de cortarle el cuello a Liempis, el carnicero le dijo que ya lo tenía cansado

"Ya me tenés cansado, siempre lo mismo", le dijo el carnicero Josué Martínez a Abelardo Liempis antes de cortarle el cuello. El dato lo aportó ayer un vecino del almacén que observó el hecho desde la ventana de un primer piso. El debate continuará hoy con nuevas declaraciones. El hecho ocurrió el 8 de abril del año pasado en el barrio Abel Amaya.

En el marco de la segunda jornada de juicio que se sigue contra Josué Martínez se escucharon testimonios de testigos presenciales, policías que participaron de las actuaciones y profesionales de la medicina que tuvieron intervención en la pericia de autopsia. También se reprodujeron los videos de las cámaras de seguridad del negocio donde ocurrió el homicidio.

El tribunal de juicio está presidido por la juez penal, Mariel Suárez, e integrado por los jueces Martín Cosmaro y Mónica García. En representación del Ministerio Público Fiscal se encuentra la fiscal general Cecilia Codina, mientras que la defensa de Martínez la ejercen Carolina Cruz y Elizabeth Yapura.

La familia del fallecido, en tanto, cuenta con la asistencia de profesionales del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD).

El testigo que observó desde la planta alta de su vivienda recordó que la noche de crimen él se encontraba compartiendo algo con unos conocidos y “subió la señora del dueño diciendo que estaban robando. Entonces el dueño, Tito, bajó a ver qué pasaba”, mientras él miraba desde la ventana del primer piso.

“El dueño salió, agarró un pedazo de hierro y fue a decirle que se vaya al muchacho”, narró y agregó que después escuchó a Martínez que le dijo a la víctima: “ya me tenés cansado, siempre lo mismo. Después se vio la sangre, dio un par de pasos y se desplomó”.

Una oficial que esa noche estaba de servicio en la Seccional Quinta también declaró y contó que la información que le suministraron tenía que ver con un presunto robo por parte del lesionado y que cuando llegó al lugar observó al hombre tirado en el medio de la calle, justo frente al local comercial, junto a una mujer que le indicó que había sido agredido por alguien que se encontraba dentro del almacén. A partir de allí le dio aviso a sus superiores y a Criminalística.

Asimismo, declaró el comisario de la misma dependencia y recordó que aquella noche fue informado por la oficial de servicio de un hecho de sangre en el barrio Abel Amaya. Se dirigió al lugar y se encontró un cuerpo tirado en la calle y una mujer llorando al lado, encargándose luego de poner en conocimiento del suceso a la superioridad y a la Fiscalía.

El comisario también recordó que le ordenaron detener a Josué Martínez y el secuestro de dos cuchillos tipo carnicero y otros elementos de interés para la causa.

EL CRIMEN

Hay que recordar que el hecho ocurrió el domingo 8 de abril del año pasado cerca de las 22:30, cuando Abelardo Liempis junto a su pareja acudieron al mercado “Daniela”, ubicado en la calle Código 475 al 220, del barrio Abel Amaya. Allí fueron atendidos a través de una reja. La víctima compró un paquete de hamburguesas y tras pagarlo comenzó quejarse con la almacenera por el excesivo valor del producto y se habrían producido amenazas.

A raíz de ese altercado, que hasta entonces solo fue verbal, salió el dueño del almacén, de apellido Torrico Quinteros. El hombre llevaba un fierro en su mano y comenzó a forcejear con Liempis hasta que entró en escena Josué Martínez, quien llegó por detrás con un cuchillo y le cortó el cuello.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico