Apadisco construirá finalmente su Centro de Día en Caleta Olivia

Luego de que el pasado sábado la comuna caletense firmara un convenio con la Subsecretaria de Planificación de Nación a fin de dar cumplimiento a la ejecución de nuevas obras correspondientes al Plan de Mejoramiento Habitacional e Infraestructura Básica, quedó reflejado que una de las más importantes a encarar -quizás por su carácter humanitario y de bien social- es la del Centro de Día de Apadisco.

Caleta Olivia (agencia)
El edificio de la Asociación de Padres y Amigos de los  Discapacitados de Caleta Olivia será emplazado en el barrio Miramar y tendrá la finalidad de atender las necesidades de aquellas personas que tienen dificultades motrices o psíquicas.
Las mismas dispondrán atención específica como estimulación y rehabilitación por parte de especialistas que trabajarán con diversas técnicas como la músico-terapia, o la asistencia psicológica permanente.
Además, habrá en el lugar terapistas ocupacionales que detectarán el grado de discapacidad de cada persona, como así también kinesiólogos y fonoaudiólogos, entre otros profesionales.
Gustavo Zurita, presidente de la entidad, comentó a Diario Patagónico que en poco más de un mes se conocerá qué empresa o cooperativa de trabajo tendrá a su cargo la ejecución de la obra para la cual el Estado Nacional aportará los fondos, en tanto que Apadisco cubrirá con lo recaudado en diferentes bingos la puesta en marcha del Centro, «pero además es necesario contar con un móvil propio y tecnología para las prácticas de rehabilitación», puntualizó.
En ese mismo contexto precisó que los servicios se brindarán a través de obras sociales como la Caja de Servicios Sociales (provincial), Pami o el sistema de prestaciones básicas que cubrirá a quienes no tengan los recursos como para afrontar los gastos que demanden sus tratamientos, en cuyos casos el Estado se hará cargo del monto que ello requiera.

LIMITADOS AL AMBITO FAMILIAR
Actualmente, en esta ciudad la cobertura para quienes viven con capacidades especiales radica en tres etapas que acompañan su desarrollo. Es así como existe el Centro de Estimulación Temprana, donde a los recién nacidos con alguna de estas problemáticas se les diagnostica y detecta el tipo de dificultad que tienen hasta los dos años inclusive.
Luego, en ámbito educativo, existen las Escuelas Especiales Nº 2 «Cecilia Grierson», Nº 8 «Ventana a la Vida» y la Nº 1 «Juan Salvador Gaviota».
Por último se llega a la instancia de prácticas laborales y en el ámbito de Apadisco se dispone de una escuela laboral, por lo que quienes tienen cierta discapacidad leve pueden desarrollar distintas tareas como las de panadería o confección de trofeos, en tanto se acondiciona una chacra.
Sin embargo hay niños y adolescentes que padecen problemáticas que esas instituciones educativas no pueden atender, como son los casos de autismo y cuadriplegia, por lo cual deben quedar generalmente en sus casas.
Consecuentemente, las personas con discapacidades profundas aún no están contenidas en Caleta Olivia. Es por ello que resulta de vital importancia la puesta en marcha de este Centro de Día y, según Zurita, el número aproximado de personas que permanecen limitados al ámbito familiar supera las 80.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico