Apoyo de la Iglesia al golpe institucional en Paraguay

El nuevo presidente de Paraguay, Federico Franco, quien asumió tras una polémica destitución del mandatario Fernando Lugo, recibió ayer el respaldo de la Iglesia Católica con la visita en el Palacio de Gobierno con el nuncio apostólico, Eliseo Ariotti.

“Es un don de Dios pero también de los hombres y de los paraguayos el reconstruir. Voy a leer mi mensaje en la misa, estamos honorando a las autoridades de este país, como conviene al cuerpo diplomático, que ha sido invitado para una visita de cortesía”, manifestó Ariotti al ingresar a Gobierno según la agencia IP Paraguay.
La rápida visita del representante de la Iglesia Católica, que implica un reconocimiento a Franco en medio de los rechazos que su acceso a la presidencia ha generado en los países de la región, es consistente con la actitud asumida el jueves por el episcopado paraguayo, que pidió al entonces presidente Lugo, a quien ya se le había aprobado el juicio político, que renunciara a su cargo para “descomprimir la tensión tan grande que se vive en el país”.
El presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya, Claudio Giménez, fue quien hizo aquel pedido a Luego, un ex obispo, “dado el bien nacional y para preservar la paz y evitar más violencia y muerte”.

CUMBRE
A través de un comunicado, la organización juzgó “clave” la próxima cumbre del Mercosur que la semana próxima tendrá lugar en Mendoza y en la que se definirán los pasos a seguir tras la destitución de Fernando Lugo y la asunción de Federico Franco, quien aún no fue invitado formalmente a participar de ese encuentro. El nuevo mandatario, al salir de un oficio religioso celebrado por la iglesia católica en su homenaje y enterado del rechazo casi unánime de los presidente de la región, instruyó a su Cancillería a tomar contacto con todos los países del bloque para “suavizar y mantener relaciones armónicas”, pero dejó clara su negativa a aceptar la inclusión de Venezuela como socio del bloque regional de comercio.
En tanto, la senadora uruguaya y primera dama, Lucía Topolansky, evaluó que la próxima cumbre del bloque regional, donde se debería traspasar la titularidad pro témpore del Mercosur a Paraguay, “será de índole mucho más política de lo que pensábamos. Nos debemos defender todos: hoy por ti, mañana por mí”.
Hasta anoche aún no había información oficial sobre los resultados de la reunión de cancilleres del Mercosur, que tuvo lugar en Asunción, para delinear los puntos del encuentro de la semana próxima.
Por su parte, el director de la televisión pública paraguaya, Marcelo Martinessi, denunció ayer la irrupción violenta en la sede del canal estatal de quien se identificó como director de Comunicaciones del nuevo gobierno, el cual acudió en compañía de agentes policíacos.
 La persona en cuestión, identificada como Cristian Vázquez, ordenó que no se transmitieran imágenes de los incidentes ocurridos entre los manifestantes que apoyan al destituido presidente Fernando Lugo y la policía, según la información reproducida por la agencia cubana Prensa Latina.
Martinessi dijo, según el diario Ultima Hora, que el mencionado funcionario exigió información sobre la programación y prohibió la emisión de imágenes relacionadas al cambio de gobierno por considerar que atentan contra la ciudadanía.
Además, demandó la entrega de equipos del canal para ser usados en actividades del ahora mandatario Federico Franco, agregó la información periodística.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico