Apresan a un policía acusado de matar a un hombre y herir a otro

Un hombre fue ayer asesinado de un balazo y otro herido en la puerta de un boliche de Florencio Varela en el que festejaban el Día del Amigo, y por el ataque fue detenido un policía bonaerense, hijo del Jefe Distrital de la zona, quien dijo que disparó para defenderse de un robo.

Buenos Aires (Télam)

Fuentes policiales informaron que, según la versión del policía, disparó para defenderse de un grupo de muchachos que lo atacó con presuntas intenciones de robarle el auto en la puerta del boliche.
No obstante, allegados y familiares de la víctima dijeron que el policía disparó porque “estaba ebrio” y “canchereaba” con el arma en la mano tras retirarse de ese boliche junto a dos amigos, donde hubo una pelea previa al enfrentamiento.
“Mi marido no robaba, era un pibe laburador, no tenía necesidad”, dijo ayer a la prensa Paola, viuda de Enrique Romero (30) y madre de sus cuatro hijas.
Tras el episodio, el sargento acusado, identificado como Isaías Cano, hijo del titular de la Jefatura Distrital de Florencio Varela, Oscar Cano, quedó detenido a disposición de la Justicia, que dispuso que intervenga en la pesquisa del hecho Gendarmería Nacional, por haber un policía involucrado.
En tanto, fuentes del ministerio de Justicia y Seguridad bonaerense informaron que Isaías fue preventivamente desafectado de sus funciones en la comisaría 5ta. de Florencio Varela hasta tanto se establezca lo sucedido, por disposición de Asuntos Internos de esa cartera.
Una fuente judicial cercana al expediente que tiene a su cargo la fiscal de Florencio Varela, Clarisa Antonini, aseguró que es probable que la indagatoria del policía detenido se realice recién hoy.
Voceros policiales informaron que el hecho sucedió ayer a la mañana cerca de las 6:15, en la puerta del bar-pool “La Casona”, situado en avenida Eva Perón al 4300, y Tres de Febrero, de Florencio Varela.
Según la información suministrada por los jefes policiales que participan de la pesquisa, Cano se hallaba de franco de servicio junto a dos amigos en su auto, un Chevrolet Tigra, y fue abordado por entre 10 y 20 personas que se acercaron con intenciones de robo y comenzaron a golpear el rodado.
En esas circunstancias, siempre de acuerdo a la versión policial, el sargento se identificó como policía, extrajo su arma y realizó al menos un disparo al suelo, que rebotó y pegó en la pierna de uno de los jóvenes, de apellido Moreira, que quedó herido.
Allí se generó un forcejeo entre el policía y el grupo de muchachos, durante el cual Isaías hizo otro disparo que impactó en el abdomen de Romero (30), quien quedó herido de gravedad y murió más tarde en el hospital Mi Pueblo, de Florencio Varela.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico